None
UN FENOMENO QUE ENCIENDE LUCES DE ALARMA

Alquileres altos y menos rentabilidad expulsan a comerciantes del centro

Varios locales bajaron sus persianas por la caída en las ventas de los últimos meses y los elevados gastos fijos.

La actividad comercial de nuestra ciudad comenzó a sentir con fuerza la recesión económica que vive el país, y una de las consecuencias más visibles es el cierre de locales y la permanente rotación que se verifica sobre la calle Roque Sáenz Peña, la arteria céntrica más importante del casco urbano.
La disminución de las ventas en algunos rubros, sumada a los altos costos de los alquileres tornan cada vez más difícil el mantenimiento de los locales, que ya no dejan la rentabilidad esperada por los comerciantes juninenses.
Esta situación genera una enorme inquietud entre las autoridades del sector, que temen que se produzca una reducción del personal, con la consecuente baja del consumo.
En diálogo con DEMOCRACIA, el presidente de la Sociedad Comercio e Industria de Junín, Jerónimo dos Reis, manifestó su preocupación al respecto y afirmó: “El enfriamiento de la actividad se viene notando desde noviembre. El único mes en el que subieron las ventas fue en diciembre, pero en la comparación interanual durante los últimos meses hubo caídas importantes”.
Según el dirigente, los costos fijos que deben afrontar los comerciantes –sueldos, impuestos, tasas y alquileres, entre otros- aumentaron en mayor medida que las ventas, por lo que se produjo una caída notoria en la rentabilidad.
“Evidentemente no es el año ideal para emprender un negocio, porque los márgenes de rentabilidad vienen bajando constantemente”, aseguró.

Los alquileres, por las nubes

En cuanto a los costos de los alquileres, DEMOCRACIA recabó que por un local de unos 50 metros cuadrados sobre Sáenz Peña, los propietarios piden entre 10 mil y 15 mil pesos, en tanto que existen firmas nacionales y multinacionales que pagan rentas de hasta 50 mil pesos.
“Un local estándar, de venta de ropa, bijouterie, etc, puede costar entre 10 mil y 15 mil pesos. Todo depende de qué cuadra de Sáenz Peña sea”, afirmó el martillero Gerardo Di Palma, quien señaló que las cuadras más importantes son las que van desde Carlos Pellegrini hasta Remedios de Escalada de San Martín.
Sobre la calle Rivadavia, en tanto, las rentas cuestan entre un 50 y un 60 por ciento menos, lo mismo que en Saavedra, en donde se pueden encontrar locales por tres mil pesos.
“Esto es así, porque en Junín el referente sigue siendo esa arteria. Las personas que todos los días llegan a la Terminal caminan por Sáenz Peña. Por eso también es el foco de las empresas nacionales e internacionales”, sostuvo el martillero.

Corrimiento

Para corregir la situación, la entidad que nuclea a los comerciantes está promoviendo un “corrimiento” de los locales hacia calles hasta ahora menos transitadas, pero con un gran potencial para desarrollar la actividad. Entre ellas, figuran Primera Junta, Intendente de la Sota, avenida Libertad y Benito de Miguel.
“La intención es empujar a otros centros comerciales, correr los comercios, para descongestionar Sáenz Peña y de esta manera disminuir la presión sobre los locales del centro”, dijo dos Reis y agregó: “Roque Sáenz Peña es la estrella de la ciudad, pero sería bueno que muchos locales se muden a otras zonas en las que también hay movimiento de gente. Para eso trabajamos desde Centros Comerciales”.

COMENTARIOS