"Todo avanza como está planificado y estamos contentos con esta obra”, afirmó el jefe comunal, Pablo Petrecca.
UNA OBRA CLAVE PARA LA REGIÓN

Confirman que habrá tres distribuidores en la autopista entre Junín y Chacabuco

El intendente de esta ciudad, Pablo Petrecca, recorrió los trabajos y precisó que estarán ubicados a la altura del kilómetro 226, cerca de Membrillar, otro en el acceso a la localidad de O´Higgins, y un tercero en cercanías del paraje La Agraria.

El intendente de Junín, Pablo Petrecca, supervisó los avances en la obra de la autopista en la Ruta Nacional 7, que generará un fuerte impacto positivo en la región una vez que esté inaugurada, según se informó, en 2019.
En este sentido, el jefe comunal macrista recorrió diferentes sectores de este trabajo que se realiza entre Junín y Chacabuco.
Lo hizo acompañado de Martín Ortíz, encargado de la obra en este sector; el subsecretario de Obras Públicas, Marcelo Balestrasse; y la concejal Nora Mahuad.
Petrecca destacó la importancia de esta obra y resaltó que hay más de ochenta juninenses que trabajan en la construcción de la autopista.

Vamos a tener tres distribuidores en toda la traza y a partir de la semana que viene vamos a comenzar con el paquete estructural, todo lo que es suelo cal y suelo cemento. Y a mediados de este año comenzaremos con el tema del asfalto, afirmó Martín Ortíz, encargado de la obra.

"Todo avanza como está planificado y estamos contentos con esta obra, ya que comenzó y nunca paró. Para nosotros, los juninenses, es una gran satisfacción ver cómo avanza y además hay más de 80 empleados que son de Junín y eso es un dato muy importante. Además, estamos concretando este sueño como lo es la autopista, que fue reclamada por tanto tiempo y que se llevó muchas vidas de vecinos. Ahora estamos cada vez más cerca de que se concrete la misma. Hoy estamos visitando un distribuidor que a lo largo de esta traza serán tres: uno en el kilómetro 226, a la altura de Membrillar; otro en el acceso a O´Higgins; y un tercero en cercanías a La Agraria".
"Estamos contentos de ver la obra y estamos muy orgullosos del presidente de la Nación, Mauricio Macri, porque prometió la obra y se está cumpliendo como así también de Javier Iguacel, director de Vialidad Nacional, y de Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación. Este es un trabajo en equipo que permite generar mucha mano de obra y hay mucho movimiento en la economía. Es lograr un sueño por el que tanto se trabajó y luchó", expresó Petrecca.

La llegada a la ciudad
"Siempre nos interesa la ciudad y por tal motivo estuvimos preguntando cómo será la llegada a Junín. Siempre hay alguna actividad que hace que el proyecto se adapte, pero buscamos que genere el menor impacto posible a los vecinos. Sabemos de la importancia de la autopista y también conversamos con la parte legal de Vialidad para saber cómo marcha todo. Hemos hecho muchas reuniones con los empresarios y los vecinos para ver cómo será el impacto. Buscamos que el beneficio sea para todos y con seguridad".
Además, Petrecca agregó que "esta es una ruta vital e internacional que llega hasta Chile. El transporte de carga es muy importante y esta va a ayudar a las economías regionales. Las rutas son todas importantes y por tal motivo el presidente Macri apuesta a realizar una gran cantidad de rutas como nunca había sucedido en la historia".
A mediados de año,
el asfalto
Por su parte, Martín Ortíz, encargado de la obra en este sector, manifestó: "Como bien dijo el intendente Petrecca, la obra avanza muy bien. Vamos a tener tres distribuidores en toda la traza y a partir de la semana que viene vamos a comenzar con el paquete estructural, todo lo que es suelo cal y suelo cemento. Y a mediados de este año comenzaremos con el tema del asfalto. Estamos trabajando bien y el clima nos ayudó mucho para poder avanzar".

Variante Chacabuco
Con la misma actitud que se están realizando los trabajos del tramo entre Junín y Chacabuco, la autopista continúa avanzando a buen ritmo desde la Curva del Sol que unirá más adelante con Carmen de Areco.
Se trata de la variante que rodea el casco urbano de Chacabuco que ya está en marcha, desde la rotonda de las rutas 7 y 30, y se conectará más adelante con la calzada nacional sobre el kilómetro 196, pasando detrás del Aeródromo.
Por ahora continúa la negociación con los vecinos que viven a la vera de la ruta, para poder realizar la expropiación desde el kilómetro 219 (curva de Coliqueo), hacia la Curva del Sol.
En lo que respecta el tramo desde Areco hacia el interior de la Provincia, las obras comenzarán luego de la cosecha de soja, un acuerdo al que se llegó entre el Gobierno y los vecinos para no perder la producción que se encuentra sembrada.
Esa traza consiste en obras de arte menores y ampliaciones de obras de arte existentes; construcción de distribuidores (8), construcción de puente sobre A° Lamela y sobre A° Ranchos; demarcación horizontal, señalización vertical e iluminación de los intercambiadores mencionados.
Cabe destacar que desde San Andrés de Giles hacia Carmen de Areco, la obra de la autovía está actualmente en construcción, de unos 40 kilómetros, y el desvío, que va a comenzar en el kilómetro 98 y va a retomar la traza original de la ruta en el kilómetro 106.

COMENTARIOS