FUNDADO EL 6 DE OCTUBRE DE 1926

Deportivo Baigorrita: Recambio para seguir creciendo

El presidente Nicolás Passarella cumplirá en las próximas semanas su primer año al frente de esta querida institución.

En noviembre del año pasado hubo elecciones en el Club social, Cultural y Deportivo Baigorrita y Nicolás Passarella reemplazó en el cargo de presidente a Walter Sala. Desde que asumió hasta la fecha, Passarella continuó con un legado que se basa en el trabajo, el sentimiento y la perseverancia.
En diálogo exclusivo con Democracia, el flamante presidente del "Depor" realizó un balance de los primeros meses de gestión, repasó los proyectos que tiene en carpeta y también expresó su amor por el club.

- ¿Cómo se da tu participación?
- En 2014-2015 estuve trabajando en el club, formé parte de la comisión directiva de aquel entonces. Después en 2016-2017 estuvo Walter Sala y ahora, el año pasado, en noviembre, asumimos nosotros nuevamente y en esta oportunidad el grupo me eligió para estar al frente. Lógicamente que para mí representa un orgullo muy grande y en este tiempo que ya llevamos de trabajo nos hemos organizado bastante bien. Principalmente hemos dividido el trabajo en subcomisiones, hay un grupo que se dedica al básquet, otro al fútbol y uno al tenis. Así que venimos bien, con mucho entusiasmo.

- ¿Cómo describirías la actualidad del club?
- Desde el plano económico, más allá de los tiempos que se viven, sinceramente no tenemos graves problemas. Por ahí sí lo que más nos cuesta es lograr la participación de los padres de los chicos. Nos cuesta mucho que se involucren. Se hace difícil desde ese punto de vista, pero bueno, al mismo tiempo también lo vemos como objetivos a cumplir. Estamos tratando de hacer lo mejor posible para que las cosas salgan bien y que el club esté cada vez mejor. Cuesta mucho porque hay que dedicarle mucho tiempo pero bueno, es lo que uno eligió y por suerte tenemos el apoyo de nuestras familias para hacer el trabajo que estamos haciendo.

- ¿Cuáles son los deportes que hoy se están desarrollando?
- En lo que respecta al fútbol estamos trabajando en siete categorías más la escuelita; en básquet tenemos primera e infantiles; tenemos natación en la época de verano; Rodrigo Olivera está al frente del taekwondo; hay un grupo de chicas que están trabajando con gimnasia artística; y vóley femenino y masculino. Esas son un poco las propuestas y por suerte venimos bien, los "profes" trabajan muy entusiasmados y eso se transmite a los chicos.

- Hay un buen trabajo que vienen realizando en las redes ¿Cómo se dio eso?
- La verdad que estamos teniendo buenas repercusiones. En realidad la intensión fue la de hacer publicaciones pensando en el socio, en los amigos del club, para que ellos puedan ir viendo lo que vamos haciendo. También la idea de las publicaciones es generar transparencia. Mostrarle al socio que el dinero que recaudamos lo invertimos en obras. Esa siempre fue la idea. El año pasado, por ejemplo, compramos una bomba que hace mucho nos hacía falta para tener en mejores condiciones la pileta. Estamos trabajando también para instalar el sistema de riego. Entonces con todo eso queremos que el socio esté al tanto, que sepa bien donde va su dinero. Las redes, sobre todo el Facebook, nos sirve mucho para eso.

- ¿Hay proyectos edilicios?
- Queremos terminar con la obra de los vestuarios. Sería muy importante para nosotros poder finalizar con este trabajo, de completar el proyecto que se ha iniciado pero que por distintos motivos no hemos podido finalizar. Queremos terminarlo en poco tiempo, nos hemos retrasado por cuestiones de prioridad; principalmente porque el club hoy necesita manteamiento, hemos realizado trabajo de pintura, hemos reparado algunos caños que tenían pérdidas, en algunos sectores lo hemos cambiado directamente y todo eso genera gastos. Eso hace a la mantención y lógicamente que también tenemos un grupo importante de "profes" que tenemos que cumplir con ellos. Por suerte se están dando las cosas de la mejor manera.

- ¿Volviste al club con algún sueño?
- Es difícil hablar desde lo personal, pero si me preguntas me encantaría ver a mis hijos crecer como lo hice yo. Realmente amo al club porque ahí fui feliz. Lo siento como algo especial, como si fuera parte de mi casa. He pasado veranos enteros ahí, en la pileta, con amigos, compañeros de escuela. En el club he aprendido valores y me gustaría que eso continúe, que todos los chicos tengan el acceso que yo tuve. Ese sería un gran sueño.

COMENTARIOS