Operaron a Barrios, pero ahora se engripó Frank Fabra
BOCA JUNIORS

Operaron a Barrios, pero ahora se engripó Frank Fabra

Más allá de que lo normal es que una recuperación de ese tipo lleve seis semanas, en Boca creen que el lunes próximo Wilmar Barrios empezará a entrenarse con una férula de plástico en el dedo lesionado.

Frank Fabra, defensor de Boca Juniors, se retiró ayer antes de que finalizara la práctica en Casa Amarilla por sufrir un estado gripal con fiebre y es uno más de los jugadores con problemas físicos o personales en el plantel que conduce Guillermo Barros Schelotto, en una semana sin competencias oficiales debido a las elecciones legislativas del domingo próximo.
En tanto, desde las 19 de ayer fue operado en el sanatorio Agote el mediocampista Wilmar Barrios, debido a una fractura que padece en el tercer metacarpiano de la mano izquierda.
El volante central -y jugador clave dentro del esquema de Guillermo- fue dado de alta anoche para empezar su proceso de rehabilitación.
Más allá de que lo normal es que una recuperación de ese tipo lleve seis semanas, en Boca creen que el lunes próximo empezará a entrenarse con una férula de plástico en el dedo lesionado.
La idea es ver cómo evoluciona, a sabiendas de que no podrá estar contra Belgrano el domingo 29 en La Bombonera, pero con la intención de que pueda jugar en el superclásico ante River, a disputarse el 5 de noviembre en el estadio Monumental.
“Lo mejor será no arriesgar y ganar tiempo con la operación, para poder jugar contra River. Y Dios quiera que así sea”, señaló al respecto.
Wilmar Barrios sufrió la lesión en el segundo tiempo del partido que el domingo pasado Boca le ganó a Patronato por 2-0 en la ciudad entrerriana de Paraná.
“Fue un pelotazo, no pensé que era para tanto, después fui al médico y en el examen salió la fractura. Mañana me van a operar y me dijeron que son 6 semanas de recuperación”, agregó.
“Soy optimista, quiero recuperarme para estar pronto. No jugaría ante Belgrano y apunto al clásico contra River. Es la primera lesión que tengo y es en la mano. Tengo un poco inflamada la zona, es complicado jugar y tener contacto”, concluyó el mediocampista de la selección colombiana.
También se calcula que para la próxima semana estará a disposición del cuerpo técnico defensor Paolo Goltz, quien sufre una distensión en el músculo pictineo derecho y que hoy se volvió a entrenar en forma diferenciada.
Cabe recordar que Boca, por lo menos por seis meses, no podrá contar con Fernando Gago, recientemente operado del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha.
En cuanto a Pablo Pérez, con licencia por tener a su padre grave de salud pero estable en una clínica de la ciudad de Rosario, se anunció que el volante del seleccionado argentino volverá recién el lunes a entrenarse en el predio Pedro Pompilio.

COMENTARIOS