Preocupación mundial y unánime crítica a Brasil por el incendio en el Amazonas
PRESIÓN INTERNACIONAL POR LAS CONSECUENCIAS EN EL MEDIO AMBIENTE

Preocupación mundial y unánime crítica a Brasil por el incendio en el Amazonas

Francia, Irlanda y Finlandia amenazaron con boicotear cualquier acuerdo comercial con el Mercosur debido al fuego. El presidente Jair Bolsonaro mandó a las Fuerzas Armadas a combatir las llamas. Las manifestaciones en su contra se multiplican.

Mientras las llamas se tornan más voraces y las consecuencias del incendio del Amazonas se extienden a más regiones, los países de la Unión Europea salieron a hacer públicas sus críticas contra el gobernante brasileño, Jair Bolsonaro, debido a la devastación causada en la selva amazónica. También se multiplican las ofertas de ayuda de distintos gobiernos.
“El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, mintió cuando minimizó las preocupaciones sobre el cambio climático en la cumbre del G20 celebrada en Japón en junio”, dijo ayer el mandatario francés Emmanuel Macron, aumentando la confrontación de ambos países por el asunto.
La oficina de Macron agregó que, en este contexto, Francia se opondrá al acuerdo agrícola recientemente alcanzado entre la Unión Europea y los países del Mercosur: Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay.
En el mismo sentido se manifestó el primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, quien dijo que su país votará contra un acuerdo comercial entre la Unión Europea y el bloque comercial sudamericano del Mercosur a no ser que Brasil actúe para proteger la selva.
“No habrá forma de que Irlanda vote por el Acuerdo de Libre Comercio UE-Mercosur si Brasil no cumple sus compromisos medioambientales”, señaló.
También Finlandia, que tiene en la actualidad la presidencia rotatoria de la Unión Europea, pidió ayer al bloque que evalúe la posibilidad de prohibir la carne brasileña de sus mercados.
“El ministro de Finanzas, Mika Lintilä, condena la destrucción de las junglas amazónicas y sugiere que la UE y Finlandia revisen urgentemente la posibilidad de prohibir las importaciones de carne brasileña”, dijo el Ministerio de Finanzas del país nórdico en un comunicado.
Al respecto, el presidente de Brasil le pidió a sus ministros que adopten “medidas necesarias” para combatir los incendios en la región de la Amazonia.
Dijo además que enviaría al Ejército para ayudar a combatir los incendios.
Edson Leal Pujol, jefe de las Fuerzas Armadas brasileñas, dijo que sus soldados están preparados para defender la Amazonia, aunque sus palabras parecieron referirse más a otras amenazas aparte de los incendios. “Que no se equivoquen los incautos que insisten en salvaguardar los propósitos de la Amazonia brasileña; los soldados estarán siempre alerta y vigilantes, listos para defender y repeler cualquier tipo de amenaza”, afirmó el militar.
En tanto, el presidente de Estado Unidos, Donald Trump, también se comprometió a ayudar a Brasil. A través de Twitter el norteamericano aseguró dirigiendose a Bolsonaro: “Podemos ayudarlo”.
Lo propio hizo Argentina, se comprometió a enviar ayuda. Lo confirmó ayer el presidente Mauricio Macri, que en un acto en Corrientes, anunció que se había comunicado con el mandatario brasileño para colaborar con las operaciones.

COMENTARIOS