None
DE LA TECNOLOGÍA DE LAS CÉLULAS MADRE A LA CIENCIA FICCIÓN

Logran crear minicerebros humanos en un laboratorio

El Instituto de Biotecnología Molecular de Viena logró cultivar organoides de unos 4 milímetros que viven 10 meses.

La tecnología de las células madre ha logrado significativos avances en los últimos años con la generación en el laboratorio de intestinos, pituitarias, retinas humanas y hasta hamburguesas de vacuno listas para su consumo.
La línea roja era hasta ahora el cerebro, el órgano que nos permite pensar, sentir y reconocernos en un espejo como un yo autoconsciente, y la estructura más compleja de la que tenemos constancia.
Madeline Lancaster, Juergen Knoblich y sus colegas del Instituto de Biotecnología Molecular de Viena se saltan ahora esa frontera al cultivar en el laboratorio unos minicerebros humanos, u organoides cerebrales de un tamaño de cuatro milímetros que desarrollan espontáneamente las estructuras y capas neuronales del córtex, la sede de la mente humana.
Los 'cerebroides' se han mantenido vivos de momento durante 10 meses.
Su intención es construir un sistema modelo del cerebro humano que permita estudiar con una precisión sin precedentes su proceso de desarrollo en el feto, y también los fundamentos de las enfermedades neurológicas.
De hecho, en el trabajo que presentan en el artículo principal de Nature no solo demuestran la generación de minicerebros a partir de células madre embrionarias humanas, sino también la de minicerebros enfermos, obtenidos de células madre de pacientes de microcefalia, una dolencia hereditaria que devuelve el cerebro humano al tamaño del de un australopiteco o un chimpancé.

COMENTARIOS