Robots: el futuro que ya es una realidad y se enseña en las escuelas de la Ciudad
EDUCACIÓN Y TECNOLOGÍA

Robots: el futuro que ya es una realidad y se enseña en las escuelas de la Ciudad

Mientras la robótica y la programación crecen exponencialmente en el mundo, en Junín se enseña en escuelas primarias y secundarias, una experiencia que -si bien es incipiente- sería obligatoria para todos los establecimientos educativos en los próximos dos años. Las claves del fenómeno.

La robótica está creciendo exponencialmente y según una firma europea de investigación, se estima que para el 2022 la industria generará un negocio de más de 30.000 millones de euros. Si bien para muchos el futuro puede ser un misterio, el mañana ya es parte de la vida cotidiana de las personas, ya que debido al rápido desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA), en la actualidad es posible afirmar que no existe ningún producto que no pueda ser vinculado o nutrido de ella.
En este mercado se encuentran invirtiendo desde países como China -que destina 5.000 millones de dólares para transformar sus plantas manufactureras en compañías robotizadas- y organismos internacionales -destacando a la Unión Europea- hasta compañías.
En la última década se han destinado miles de millones de dólares a la Investigación y Desarrollo respecto de este tema; en su mayoría para aprovechar las ventajas que trae aparejada la tecnología.
Entre ellas, se menciona la posibilidad de que una heladera detecte cuáles son los alimentos próximos a vencerse y que prepare una lista del supermercado cuando ya no haya más productos en el refrigerador. Los electrodomésticos del hogar, por su parte, son manejados en su conjunto por las familias.

¿Los robots tomarán el control?
Diversos estudios aseguran que dentro de una década hasta el 40% de las tareas que hacen diariamente los seres humanos, serán realizadas por robots. Como es el caso de las heladeras inteligentes, las aspiradoras que no necesitarán del manejo personal, ya que identifican el espacio, o el asistente personal de los smartphones que es capaz de identificar a quién llamar o buscar algo comandado por voz.
A su vez, el futuro se vivencia cada vez más. Un ejemplo es el asistente robótico CLOi, desarrollado por LG Electronics. Presentado a principio de año, se trata de un pequeño pero potente asistente digital, que se caracteriza por combinar diferentes tecnologías.
Además, la compañía está desarrollando robots para uso comercial en ubicaciones de alto tráfico, como supermercados, hoteles y aeropuertos. El año pasado, la compañía completó inversiones por 90 millones de dólares en start ups de innovación en robótica.
Si bien es clave en la estrategia de LG, la IA no sólo está ligada únicamente a la robótica, sino que también puede aplicarse en el desarrollo de smartphones. Tal es el caso del LG G7 ThinQ, que llegará pronto a la Argentina. Este producto premium se distingue, entre sus múltiples facetas, por integrar la IA en su cámara: su lente identifica qué objeto es el que está enfocando -si es una persona o un animal- y reconoce qué se necesita para hacer una captura profesional, ya que reconoce si se necesita más luz o menos brillo de acuerdo al espacio. Además, identifica las emociones de las personas, reconociendo la sonrisa de los retratados y permite a los usuarios acceder a mayor información y realizar tareas desde la misma cámara.
"Nuestra estrategia global es desarrollar tecnologías cada vez más innovadoras que marquen un punto de inflexión en la vida de las personas. La IA es una herramienta clave para este proceso de modernización y optimización de la vida cotidiana", concluyó Juan Pedro Andrade, Gerente de Marketing de LG Electronics Argentina.

Argentina, el mejor posicionado de la región
La Argentina es el país mejor posicionado en Latinoamérica para integrar la digitalización y robótica a su economía, según un informe publicado recientemente. Con la automatización de avanzada, los empleos para los humanos podrían ser mejores, más significativos, aunque incluso aquellos países más preparados para el futuro del trabajo deben repensar la educación y la capacitación a fin de preparar a las personas para los trabajos del mañana.
Corea del Sur, Alemania y Singapur son los países mejor preparados del mundo para integrar la automatización inteligente en sus economías sin sufrir sobresaltos, según un índice y un informe publicado por The Economist Intelligence Unit y ABB. En cuanto a la Argentina, se encuentra en el puesto 17° sobre un total de 25 países que fueron elegidos para realizar el informe. Este ranking mide la preparación de cada uno para los desafíos y oportunidades de la automatización inteligente en base a tres ejes: entorno de innovación, políticas educativas y políticas del mercado laboral.
En el primero, Argentina se ubica en el puesto 19°, en el segundo en el 12° y en el tercero, en el 24°. A pesar de esta decaída en el eje de políticas laborales, Argentina alcanzó un promedio de 51.7 puntos, superando así a todos los países de la región incluidos (Brasil, Colombia y México). El informe "The Automation Readiness Index (ARI): Who Is Ready for the Coming Wave of Innovation?" concluyó que hasta los países más preparados deben mejorar las políticas de educación y los programas de capacitación, así como implementar un nuevo enfoque en el aprendizaje permanente. Además, recomendó que esas políticas y programas deben "procurar que la rápida adopción de las tecnologías de automatización y la digitalización no deje a la gente sin preparación para los puestos nuevos y más afines a los humanos que van a ir creándose a medida que los robots y los algoritmos absorban más y más tareas rutinarias que pueden automatizarse. Porque van a automatizarse".

"El informe muestra el patrón de éxito del futuro. Debemos aprovechar esas recomendaciones. El ritmo de la innovación y el cambio laboral de hoy es tan rápido que todos deben tener acceso al aprendizaje continuo. Aumentar el potencial humano con la tecnología de una manera responsable, a la vez que se brinda educación y capacitación continua, es una oportunidad para impulsar la prosperidad y el crecimiento", explicó Ulrich Spiesshofer, CEO de ABB. El informe, que publica una investigación hecha en 25 países sobre su preparación para la automatización y los clasifica, descubrió que muchos países en todo el mundo recién están empezando a comprender las oportunidades y los desafíos planteados por la IA y la automatización basada en la robótica. Se halló que "es necesario un mayor compromiso del gobierno, la industria, los especialistas en educación y otras partes interesadas para que las nuevas políticas se mantengan a la par de la innovación en automatización". El informe destacó que, ya sea que los formuladores de políticas estén listos o no, las empresas están integrando rápidamente la IA y la robótica avanzada en sus operaciones. Como la adopción de esas tecnologías va a acelerarse en los años venideros, su impacto en las economías y la mano de obra va a ser más claro y urgente; al igual que la necesidad de una acción conjunta en educación y capacitación. Además de Corea del Sur, Alemania y Singapur, los 10 países con mejores posiciones para enfrentarse a esta oleada de cambios son lo demás integrantes del índice ARI, en orden de clasificación: Japón, Canadá, Estonia, Francia, Reino Unido, Estados Unidos y Australia.
El análisis del informe se basa en un índice nuevo y original, creado por The Economist Intelligence Unit, así como en una serie de entrevistas con expertos de todo el mundo. Las clasificaciones se determinaron sobre la base de un total de 52 indicadores cualitativos y cuantitativos seleccionados en consulta con expertos en automatización, educación y economía. Mediante su robot de colaboración YuMi y su extensa cartera de soluciones industriales ABB AbilityTM para el control y monitoreo de los sistemas de automatización, ABB colabora con los fabricantes en dar forma a las fábricas del futuro, donde las personas continuarán siendo una parte vital de las operaciones mientras trabajan junto a robots.
Este nuevo paradigma de colaboración humano-robot tiene el potencial de permitirle a las personas dedicar su tiempo y energía a trabajos de más valor que requieran habilidades y talento humanos, ya que destina las tareas muy repetitivas, de gran exigencia física o incluso peligrosas a los robots. Es posible que esos trabajos de humanos incluyan diseñar los procesos y las operaciones que ejecuten los robots, así como también monitorear y supervisar las tareas automatizadas que lleven a cabo las máquinas.

El fenómeno en Junín
En nuestra ciudad se enseña programación y robótica en escuelas primarias y secundarias, una experiencia que, si bien es incipiente, sería obligatorio para todos los establecimientos educativos al cabo de dos años, según contaron autoridades y especialistas en diálogo con Democracia.
Esteban Beato, director de la Escuela Técnica 2, afirmó a este diario: “Se busca desarrollar habilidades que fomenten el pensamiento lógico computacional. El desarrollo de este pensamiento hace que el sujeto, para resolver cualquier tipo de problemas o situación (cortar el césped, construir una casa, podar un árbol) pueda aplicar habilidades que tienen que ver con la resolución del problema”.
Y agregó: “La idea es además que este pensamiento se desarrolle de manera trasversal y que independientemente de la materia que se enseñe, los profesores de geografía, de matemática, puedan utilizar estas habilidades que promueven la resolución de problemáticas utilizando la tecnología de la programación y la robótica. Por eso hay un programa de nación que ya está distribuyendo kits de robótica y se está bajando la capacitación”.
“La construcción de un video juego, desde el área de prácticas del lenguaje implica el desarrollo de un guión o narrativa con escenario, personajes, diálogos. Eso es un ejemplo de cómo involucra distintas áreas. Y que se aprenda mucho más del contenido pautado”, explicó.
“No se espera que los chicos aprendan programación y todos resulten programadores. Es solo para desarrollar las habilidades”, acotó.
“Es una estrategia para acercar la matemática y hacerla más fácil. En nuestra escuela hace 4 años que se trabaja. En España en escuelas innovadores y pioneras hace más de 10 años”, indicó.
Por su parte, Emilse Marini, inspectora jefa regional de Educación, afirmó a Democracia: “El programa Robótica Primaria se aplica en todas las escuelas de gestión estatal de nivel primario (son 36 en Junín), y apunta al pensamiento computacional y al desarrollo de las operaciones lógicas que favorecen los aprendizajes de matemática. Se realiza a través del equipo de innovación tecnológica que cuenta con un docente que semanalmente visita la escuela y acompaña al docente de un grado ya elegido para generar estas acciones que permiten mejorar los aprendizajes”.
El docente aporta lo pedagógico y el técnico todo lo que tiene que ver con la robótica y la informática. En tanto en las otras escuelas de Junín de nivel secundario y primario tenemos el programa Escuelas de Futuro que también apunta al desarrollo del pensamiento matemático a partir de los kits de robótica que han llegado a las escuelas en 2017 y 2018, dependiendo de innovación tecnológica y donde se hacen actividades similares pero que no tienen la programación de primaria digital”, explicó.
Alejandra Fariña, inspectora jefa distrital de Educación, afirmó a este diario: “El Plan Provincial de Robótica, en el nivel primario, comenzó a implementarse en agosto en las aulas de treinta escuelas primarias. Es una estrategia de aprendizaje interdisciplinario que emplea robots para potenciar el desarrollo de habilidades y competencias de los alumnos. Se formaron parejas pedagógicas entre talleristas y docentes, acordando el pensamiento computacional, programación y robótica. Las instituciones educativas recibieron los kits que posibilitaron un mayor y mejor acercamiento al universo de las nuevas tecnologías disponibles en el aula”.
Y amplió: “En el tiempo durante el cual se ha implementado la robótica educativa, se observa un fuerte impacto referente al trabajo colaborativo, favoreciendo la creatividad y promoviendo el fortalecimiento de las áreas de aprendizaje”.

COMENTARIOS