El futuro ya llegó a los hogares argentinos
ELECTRÓNICA DE CONSUMO

El futuro ya llegó a los hogares argentinos

Amplificadores de la señal de Internet que funcionan sin antena, hologramas 3D y billeteras de criptomonedas a prueba de hackers son algunas de las innovaciones que ya fueron presentadas.

Los amantes de las novedades tecnológicas están de para bienes por estos días, ya que se presentaron en el país tres inventos que vienen a cubrir nichos que estaban sin ocupar: el primero de ellos es un amplificador de señal de internet; el segundo, un holograma 3D que permite publicitar de un modo diferente cualquier producto, y el tercero es una billetera para criptomonedas, que termina con el riesgo de los hackeos.
Los tres productos fueron exhibidos en la Electronics Home 2018, el primer encuentro B2B de productos electrónicos de consumo , electrodomésticos, celulares, artículos para el hogar e informática de la Argentina, que se hizo en Buenos Aires desde el 31 de julio hasta el 1º de este mes.
Amplimax, el amplificador de señal de internet, es un producto desarrollado en Brasil y que no existe en ningún otro país hasta el momento. Según comenta Claudio Blatt, director comercial de Eysis, la empresa que lo fabrica. "Lo lanzamos a principios de año en Brasil, lo presentamos en la Feria de San Pablo y lo traemos como novedad a la Argentina. Es un producto muy simple de utilizar, no se necesita una antena externa, funciona con todas las operadoras, opera siete bandas y puede estar a la intemperie o dentro de la casa, porque no es muy grande", describe el ejecutivo.
Amplimax surge por una apuesta fuerte que hizo en tecnología Eysis, una empresa que cumplirá 30 años en enero y fue fundada por un argentino (Víctor Blatt, padre de Claudio). "Contratamos más ingenieros y expandimos el área de investigación y desarrollo. En vez de hacer todo en China, confiamos en nosotros y decidimos desarrollar productos propios", dice su director comercial.
¿Qué hace esta novedad? Básicamente, lleva internet donde hay señales muy débiles o inexistentes, siempre que esté a un radio de 35 kilómetros de la torre de telefonía que emite la señal. "Cuando uno se va alejando de esa torre, la señal va disminuyendo hasta que se acaba; entonces, este artefacto busca esa señal y la potencia al máximo", cuenta Blatt.
Una vez que se lo instala no hay que comprar el chip, sino que se aprieta el botón "instala fácil y el aparato empieza a hacer una barrida para buscar la operadora que tiene mayor señal ahí. Con esa información, el cliente sabe qué operadora contratar.
El producto se va a vender en la Argentina a US$160; después cada cliente acuerda con la operadora por el servicio que más le convenga. También se puede hablar por teléfono a través de él y se le puede aplicar una cámara de seguridad. "En Brasil, vendimos 15.000 unidades en cuatro meses y principalmente lo compra la gente del agro (empresas y familias)", destaca Blatt.
En tanto, el holograma 3D llega bajo la licencia de Kino-mo, que maneja la empresa Unibell y se promociona como la "revolución de la comunicación en un punto de venta". Kino-mo es una compañía inglesa con fabricación irlandesa y uno de los desarrolladores de esta tecnología (que ya estalló en Asia, pero aún no había llegado al país en gran escala).
Este producto se llama Hypervsn. Es un aparato con hélices, como un molino, que es capaz de emitir gracias a su giro y mediante luces Led cualquier imagen que se quiera en 3D. Lo único que se necesita es ubicarlo en una pared en dirección al lugar en el que se quiere que aparezca la imagen, conectarlo a la corriente eléctrica y tener acceso a su plataforma.
Según explica Mercedes Escobar, responsable de Marketing de Unibell, el equipo se tiene que conectar con un dispositivo móvil que le hace de puente a una red local. "Es una manera diferente de contar una historia, porque es la primera vez que se desarrolla un medio de comunicación que tiene ese espesor. Cualquier producto, texto o video se transforma en 3D, entonces estos dispositivos permiten darle a la imagen profundidad. Uno puede ir paseando por un shopping y ver estos hologramas en el aire", detalla la ejecutiva.

COMENTARIOS