Un celular con cámara térmica que  no necesita una funda protectora
CAT S60

Un celular con cámara térmica que no necesita una funda protectora

Este smartphone todo terreno puede soportar caídas desde 1,8 metros y puede estar sumergido bajo 5 metros de agua durante una hora

Con pantallas cada vez más grandes y con diseños que combinan metal y vidrio, los teléfonos móviles se transformaron un vistoso y elegante dispositivo electrónico que muchas veces se luce como un accesorio de moda. A pesar de muchos de los avances que los fabricantes implementaron en los últimos modelos, los smartphones aún son propensos al desgaste, a posibles caídas, daños por polvo, líquidos y roturas de pantalla. Y por todos estos motivos, muchas veces quedan escondidos en voluminosas fundas protectoras y films que buscan amortiguar los golpes.
En este segmento se posiciona el CAT S60, el teléfono móvil todo terreno que le rinde honores a Caterpillar, la compañía conocida por su maquinaria pesada para la construcción y entornos industriales. Para esta ocasión, el desarrollo y fabricación del smartphone está a cargo de una firma británica llamada Bullitt, que logró desarrollar un equipo robusto y resistente, con un diseño que no requiere de fundas protectoras y que incorpora una llamativa cámara térmica.
¿Es un teléfono solo para operarios y profesionales de la industria y el campo? A simple vista, el CAT S60 se presenta como la herramienta perfecta para electricistas, plomeros, operarios en una obra en construcción y todos esos entornos donde se ponen a prueba la resistencia de un dispositivo electrónico, pero que no excluye al público interesado en este tipo de propuestas.

Un smartphone de nicho apto para todo el mundo
A pesar de un diseño algo voluminoso, el CAT S60 es un teléfono compacto con una pantalla de 4,7 pulgadas Gorilla Glass 4 con una resolución de 1280 por 720 pixeles, que puede ser algo pequeña en comparación con la mayoría de los modelos del mercado, pero no resulta incómoda en el uso cotidiano. A su vez, aprovecha al máximo el espacio al disponer la navegación de Android, en su versión Marshmallow 6.0, mediante tres botones físicos ubicados en la parte inferior de la pantalla táctil.
Posee una cámara de 13 MP, que no busca competir con los flamantes propuestas de lentes duales, pero ofrece capturas y registros en video más que aceptables.
Cuenta con 3 GB de memoria RAM, 32 GB de almacenamiento y un procesador Qualcomm Snapdragon 617 que cumple con las tareas cotidianas de navegación, chat y redes sociales. Todo esto junto a una excelente rendimiento de uso, gracias a la batería con 3800 mAh que le otorgan una autonomía de un día y medio. Posee un cargador rápido Quick Charge 2.0 de Qualcomm, que permite completar una carga completa en dos horas.
Una de las características distintivas del equipo está en la protección con un diseño basado en un marco metálico robusto y una carcasa posterior de fibra de carbono que le permite resistir caídas de hasta 1,8 metros sobre superficies duras de concreto.
Certificado bajo la norma IP68, el dispositivo puede sumergirse hasta dos metros sin inconvenientes, y capacidad se puede ampliar hasta los 5 metros durante una hora si se activan unos interruptores mecánicos que sellan al equipo para evitar el ingreso del agua en el auricular y el micrófono. A su vez, la pantalla mantiene sus prestaciones aún cuando el usuario interactúa con la superficie táctil con los dedos húmedos.
Todas estas son medidas de protección por hardware que el CAT S60 complementa mediante una aplicación que permite expulsar líquidos mediante el sistema de vibracion junto a una combinación de sonidos de baja y alta frecuencia.
Sus conectores de audio y micro USB están sellados de forma hermética con tapas adicionales. Lo mismo ocurre con el botón de SOS, para emitir una alerta de forma automática a un contacto de confianza, además del acceso a la ranura para el chip nano SIM y la tarjeta de memoria microSD, que también admite la posibilidad de insertar una segunda línea. Llama la atención un botón de color naranja en el borde lateral izquierdo, que funciona como pulsador para sistemas de mensajería tipo push to talk como Zello, una modalidad de comunicación habitual en determinadas industrias. Un punto a favor es que se puede reprogramar esta tecla para otro tipo de tareas y aplicaciones.
El punto más llamativo del CAT S60 está en la cámara térmica basada en la tecnología de la firma FLIR. Con una presencia que sobresale en el marco superior del teléfono, esta cámara especial está ubicada como un sensor adicional junto al lente tradicional de 13 MP y permite registrar la temperatura del entorno de entre -20 a 120 grados centígrados hasta una distancia de 30 metros.

COMENTARIOS