None
UN ELENCO DE PRIMERA LINEA CON RODRIGO DE LA SERNA Y PAOLA KRUM

"Tiempos" compulsivos es el nuevo unitario de la pantalla de El Trece

Con esta producción Pol-ka intenta volver a cautivar al público que siempre supo cosechar con éxitos al estilo de Para vestir santos, Locas de amor o Vulnerables.

El nuevo unitario de Pol-ka, "Tiempos compulsivos", que se emitirá a partir de agosto por El Trece fija su escenario en la Fundación Renacer para girar en torno de los problemas psiquiátricos.
En este espacio terapéutico que alberga pacientes ambulatorios con compulsiones severas, algunas asociadas a patologías del entorno psiquiátrico, el experimentado doctor Ricardo Buso (Fernán Mirás) deberá lidiar con un interesante grupo de pacientes.
El diverso grupo lo conforman Gerardo (Guillermo Arengo) un adicto al trabajo y a la conectividad constante; Inés (Carla Peterson) con una compulsión a la acumulación, obsesiva del orden y con trastornos alimentarios; Sofía (Pilar Gamboa) con su cuerpo plagado de heridas autoinfringidas para opacar dolores más profundos; Teresa (Gloria Carrá) y sus múltiples personalidades, que pujan por prevalecer una sobre la otra; y Esteban (Rodrigo De La Serna) quizá el caso más complejo: un psicópata mitómano pero con una lucidez arrasadora.
En encuentros grupales diarios, Ricardo intentará aliviar el malestar que aqueja a sus pacientes, junto a su fiel colega y amigo Ezequiel (Juan Minujín) y una nueva doctora que se suma al trabajo multidisciplinario: la psicóloga Julieta Despeyroux (Paola Krum).
Este equipo de profesionales intentará que el grupo se enfrente a sus miedos, sus angustias y deseos, siendo el eje de sus propios dramas y, a veces, el reflejo o la multiplicación de los traumas del otro.
En algunos momentos, los terapeutas los observarán a través del cristal espejado de la Cámara Gesell, sin que esto signifique que de un lado estén los sanos y del otro los enfermos: los médicos también sufren y deberán luchar contra sus "propios fantasmas", similares a los que alteran el bienestar de sus pacientes.
En el alma de todos anidan distintas compulsiones. Y los tiempos que corren las hacen germinar. 

COMENTARIOS