Famosos se encerraron con sus  ex parejas por la cuarentena
SOCIEDAD

Famosos se encerraron con sus ex parejas por la cuarentena

Por los chicos, por el perro o por soledad, son varias las celebridades que, a pesar de los corazones rotos, decidieron hacer una tregua para pasar juntos el confinamiento.

Mariana Genesio Peña mostró en su cuenta de Instagram hace dos semanas que pasa la cuarentena con guantes y barbijo, pero sin ropa (“mi cuerpo es el planeta Tierra, mi ropa es la humanidad”, lanzó), pero se olvidó de revelar un pequeño detalle: pasa sus días de encierro cuidando sus fosas nasales, sin vestimenta… y con su ex, el ganador del Oscar Nicolás Giacobone. La actriz de “El Marginal” y “Pequeña Victoria” se casó en 2015 con Giacobone y se separó el año pasado, tras 11 años de relación, pero la ruptura fue en buenos términos, al punto de que al enterarse que se venía el encierro, decidieron pasarlo juntos por el bien de Larry. ¿Quién es Larry? ¿El hijo? No: el perro. “La verdad es que nunca nos peleamos. Eso fue lo raro: tenemos una muy buena relación. Siempre tuvimos buen diálogo, y nunca lo perdimos en los tiempos difíciles”, explicó Genesio Peña sobre la decisión de volver a estar juntos, apenas meses después de la ruptura, para cuidar a su perro-hijo Larry. “Tenemos varios ambientes en el departamento y cada uno tiene sus actividades pese al encierro, entonces estamos todo el tiempo ocupados en nuestras cosas. Tenemos otro cuarto como para no compartir la cama. Pero hacemos esto porque la verdad es que no hay nada raro ni incómodo”, aseguró la actriz. ¿Y quién podría juzgarlos? Son tiempos de demasiada incertidumbre como para pasarlo sin el perro. Y la compañía no viene mal: ¿cuántos le mandaron mensajito al ex en alguna noche de cuarentena particularmente dura? Muchos se arrepentirán, seguro, pero otros le darán una segunda oportunidad al romance y, si no, al menos quizás consigan un cuerpo para amar (Genesio Peña misma prefirió “no responder” cuando le preguntaron si había pasado algo entre ellos desde el encierro: y bueno, donde hubo fuego…). Y la actriz de “Pequeña Victoria” no es la única que da el ejemplo y apuesta a una relación idónea con el ex en tiempos de cuarentena: también Jimena Cyrulnik anda encerrada con su antigua pareja, Lucas Kirby, para que sus dos hijos, Calder y Tyron (sí, así se llaman) pasen el aislamiento con papi. “Situaciones excepcionales requieren actitudes excepcionales”, dijo la diseñadora en Instagram. “Es necesario priorizar la unión y el amor hacia los demás por sobre el propio. Tratar de no pelear, estar unidos si se puede y pasar este momento lo más juntos posible. A la pandemia la combatimos entre todos, cambiemos el mundo... cambiando primero nosotros”, agregó. Kirby y Cyrulnik también tienen las heridas frescas: se separaron en 2019 tras 15 años juntos, tras realizar terapia de pareja. También ellos habían decidido la ruptura en buenos términos, sin batallas legales ni terceros merodeando. Lo curioso es que la separación fue una especie de “prueba”, un tiempo donde cada uno vivió por su lado: “Entre nosotros todo puede pasar porque nos queremos un montón, y el cariño con Lucas está intacto, no hubo peleas, no hay terceros, no hay nada malo. Lo que hay muchos años de estar todo el tiempo juntos. Entonces, llegamos al acuerdo de que necesitamos un tiempo para ver qué pasa. Él se alquiló un complejo por zona norte, y muy cerca de casa. Pero separarnos con Lucas fue una decisión tomada desde el amor”, contó entonces Jimena. La cuarentena asoma, entonces, como una situación que podría marcar el renacimiento de la relación... “Por más que vivamos cerca (a cinco minutos en auto), y que había un permiso especial, entendimos que los chicos no podían trasladarse de una casa a la otra. No era seguro para ellos. Y teniendo en cuenta que nos llevamos muy bien, nos pareció que era lo mejor para todos”, explicó Jimena su decisión. “Dijimos ‘¡vamos a probar!’, y ya vamos dos semanas de convivencia”, jugando al TEG, a las cartas y cocinando. Por la noche, una vez que sus hijos se duermen, Jimena y Lucas se encuentran a solas para reflexionar cómo estuvo el día: “Intentamos relajarnos, si podemos nos tomamos un vino y charlamos mucho. Tratamos de profundizar y fortalecer un poco la amistad que tenemos”.

TAMBIÉN EN OTROS LUGARES

Esto de los ex que se llevan bien no es cosa de los argentinos, claro, sino una tendencia global del siglo XXI que comenzó con aquella separación amistosa de Gwyneth Paltrow y Chris Martin: ellos dos pusieron de moda la ruptura “perfil bajo” y buena onda que hoy es el modelo a seguir en Hollywood, al punto que son varias las ex parejas que pasan la cuarentena juntitos en la meca del cine. Ayer, por ejemplo, sorprendieron al mundo Bruce Willis y Demi Moore mostrando una postal de su cuarentena conjunta: la pareja, casada durante 13 años, comparten el encierro con Tallulah y Scout, sus hijas, y también con sus parejas, y todos posaron con pijamas verdes. Es de suponer que también andan por la mansión Moore Mabel Ray y Evelyn Penn, las hijas de Bruce junto a Emma Heming, de 8 y 5 años. Los chicos son la principal razón que condujeron a estos arreglos temporales, como el que elaboraron Khloe Kardashian y Tristan Thompson, juntos en casa para cuidar a su hija True, de apenas 23 meses. La pareja se separó el año pasado, por una infidelidad de él, pero, claro, desde febrero se los venía viendo muy cerquita: ella lo habría perdonado y la cuarentena estaría volviendo a hacer arder el fuego de la pasión entre la estrella de la televisión de realidad y el jugador de la NBA. Y lógico: en tiempos así, las cosas pueden confundirse (o aclararse), como le pasó a Genesio Peña, o a Zoe Ball, la presentadora británica que se había separado de Michael Reed hace algunos meses, tras dos años juntos, y que fueron pescados por los paparazzi haciendo las compras para la cuarentena juntitos. Quizás aplica, en muchos casos, para estos tiempos de encierro y soledad (¡y encima se viene el frío!) la cuestión del “malo conocido”. O quizás no: quizás, al revés, hay que ser fuertes, aguantar que pase el invierno y salir fortalecidos al otro lado del túnel. Eso se lo dejamos a los psicólogos para resolver en sus sesiones por Skype.

COMENTARIOS