La batucada Masturbanda cumple 30 años en el carnaval de Lincoln
HISTORIA DE RITMOS, MÚSICA Y DIVERSIÓN

La batucada Masturbanda cumple 30 años en el carnaval de Lincoln

“Desde 2009 decidimos cambiar la temática en cada edición y, a partir de que nace la idea, empezamos a ver cómo plasmarlo”, comentó Adrián Aued a Democracia.

En esta edición de la fiesta mayor, los miembros del grupo celebrarán las tres décadas de participación.
En diálogo con Democracia, Adrián Aued, fundador del conjunto, recordó los momentos más memorables y se refirió a la importancia de transmitir la pasión a las nuevas generaciones para que Masturbanda perdure en el tiempo.
Los orígenes de Masturbanda se remontan a una final de básquet jugada en 1990, en el Club Atlético El Linqueño. Para ese día, un grupo de hinchas había llevado instrumentos con el fin de alentar desde las tribunas y, tras el partido, quedaron un tiempo guardados en la institución deportiva.
Por curiosidad, los chicos tuvieron la idea de experimentar con los surdos y tamboriles y, sin vaticinar el crecimiento que tendrían en el futuro, formaron una batucada para participar en el Carnaval de ese mismo año. El club tenía una deuda y, con la intención de ayudar a recaudar fondos, los jugadores de básquet Gastón Carra y Adrián Aued invitaron a familiares, amigos y amigos de amigos para formar Masturbanda.
En diálogo con Democracia, Adrián Aued, fundador y director del grupo integrado por 250 personas, se refirió a la evolución que tuvo Masturbanda, la importancia de la música y el ritmo en su vida, y destacó que se trata de una batucada con impronta propia, caracterizada por las ocurrencias, la espontaneidad y la interacción con el público durante cada noche de participación en el carnaval.

- ¿Imaginaron que iba a crecer tanto el grupo?
- Las verdad es que nunca nos imaginamos que iba a crecer tanto, se fue dando, el carnaval de Lincoln ha crecido muchísimo y eso hizo que todas las comparsas, batucadas y motivos crezcan, a la par del carnaval. Al comienzo éramos 25 ó 30, a eso se sumaban los disfrazados, que eran amigos. Acá nos conocemos todos, entonces muchos salían a bailar delante nuestro y nosotros también nos disfrazábamos. En treinta años nos hemos disfrazado de un montón de cosas: conejitos, presos, pitufos, gauchos, bebés, buzos, piratas. El nombre de Masturbanda responde a la temática que elegimos un año y salimos todos con colaless, nada más que eso.

- Además del carnaval de Lincoln, ¿dónde más participan?
- Participamos de los corsos en las localidades, desde hace un par de años, estamos abocados a eso y tenemos contratos por nuestra cuenta: todos los años íbamos a la costa, hemos ido a La Pampa, a Villa Gesell fuimos cuatro años seguidos, tocábamos en la playa, en los boliches, en la peatonal, salimos a carnavales de la Región.

“A nosotros nos caracteriza la espontaneidad y la chispa, contagiamos la alegría a la gente”

- ¿Qué es lo que hace única a Masturbanda?
- A nosotros nos caracteriza la espontaneidad y la chispa, contagiamos la alegría a la gente, durante el recorrido interactuamos con la gente, buscamos que se sorprendan, hacemos el juego de que tengan que agacharse, pararse, aplaudir, y con las temáticas también logramos fama porque hemos ido disfrazados de tantas cosas… Cuando fuimos de egipcios llevamos un camello, lo trajimos al desfile y nos iba arriando a todos nosotros, disfrazados de momias, fue en 2011 y tuvo mucha repercusión. Otra vuelta fuimos disfrazados de buzos y llevamos dos piletas llenas de agua con pececitos, que los regalábamos a la gente en frascos. También fuimos disfrazados de conejitas de Playboy y regalábamos conejos.

- ¿Cómo es el proceso de elección de la temática?
- La elección de la temática es bastante espontánea, nace de alguna conversación o una imagen que alguno de nosotros ve, o de alguna cuestión actual, como cosas que suceden en el país. Desde 2009 decidimos cambiar la temática en cada edición y, a partir de que nace la idea, empezamos a ver cómo plasmarlo. Luego se diseñan los trajes y las cosas que se pueden agregar, como el camello, por ejemplo. El año pasado fuimos disfrazados de girasol, representando al campo argentino, y atrás venía una cosechadora del año ‘76 con chicas arriba bailando. Sale una idea y, en base a eso, construimos.

- ¿Con cuánto tiempo de anticipación empiezan a prepararse?
- No estamos todo el año con esto, nos ponemos de lleno en diciembre. Somos muchos y seremos unos quince los que nos movemos para lograr poner la batucada en el carnaval de la mejor forma. Esto es un hobbie para nosotros, sin fines de lucro. A nosotros nos pagan y firmamos contratos para participar pero ese dinero siempre se destina a los gastos en materiales, vestimenta, contrataciones de cosas, etcétera. Los integrantes de Masturbanda compartimos una previa que es una fiesta, es como un cumpleaños cada vez que salimos. Antes participábamos todas las noches pero ahora, como creció tanto el carnaval, hay muchos motivos así que no podemos participar todas las noches. Participamos cuatro noches.

- ¿Cuáles son las diferencias entre batucada y comparsa?
- Nosotros nacimos como una batucada y no tenemos un orden como tienen las comparsas, ellos tienen que responder a un portabanderas, a siete trajes de fantasía, a una madrina de batería, es más parecido a la Escola do Samba de Brasil. En cambio lo nuestro es más desordenado. En base a los ritmos que nosotros vamos haciendo, van chicas adelante, detrás, pero no tenemos orden. Tampoco confeccionamos trajes con plumas o lentejuelas, no llevamos motivos bahianos.

“Este año vamos a tener la temática de cumpleaños, vamos a representar la fiesta”

- ¿Siempre se suma gente a la batucada?
- A medida que pasa el tiempo vamos creciendo cada vez más, en diciembre tenemos que decir que no a gente porque no tenemos los instrumentos, o porque se acercan cuando ya tenemos los trajes encargados, pero todos los años tenemos que responder a gente que quiere ingresar. Yo toco en el carnaval de Lincoln desde que tengo 11 años, ahora tengo 43. Antes la gente no se abocaba tanto al carnaval, se mantenían al margen, pero ahora todas las chicas quieren bailar, chicos de distintas edades también quieren participar.
Creció el carnaval y con eso las atracciones.

- ¿Qué instrumentos forman parte de la batucada Masturbanda?
- Tenemos instrumentos de samba enredo, brasileña. A mí me toca dirigir y voy tocando el surdo, en jerga habitual es el bombo. Hay surdos de distintas pulgadas, de primera, segunda, tercera. Tenemos redoblante, repiquetero, tamboril chiquito que se toca con una varillita, campanitas, el zicuayo, son todos instrumentos iguales a los que participan en las Escolas do Samba de Brasil. Cuando componemos un ritmo nuevo, lo hacemos entre unos diez o quince y, una vez logrado, lo trasladamos al resto. A partir de ahí, empezamos a ensayar dos veces por semana. La mayoría trabajamos, tenemos familia, muchas obligaciones, hacemos presentaciones los fines de semana. Si no tenemos presentación afuera, vamos a alguna plaza, parque o pileta a tocar y lo utilizamos como ensayo.

- En 30 años, ¿barajaron alguna vez la posibilidad de separarse?
- Nunca. Hemos tenido flaquezas, por ejemplo, yo estoy al frente del grupo y coordino, cuando nació mi primera hija me aparté un poco, aunque no abandoné, iba solamente a tocar. No estaba en la vorágine de organización y creación de ritmos. Estuvo debilitada en distintos momentos pero nunca se pensó en no continuar. Creemos que va a perdurar en el tiempo porque mi hija baila en la carroza y mis otros dos hijos tocan conmigo, lo mismo pasa con los integrantes de mi edad o más grandes. Generar esa pasión en los demás hará que continúe en el tiempo.

- ¿Cuáles fueron las participaciones más memorables y qué se puede anticipar para esta edición del carnaval?
- Hubo actuaciones memorables siempre, hay muchas anécdotas, de cuando íbamos a tocar a la playa, de los carnavales en Lincoln. Una vez, una comisión quiso que el carnaval de Lincoln esté lleno de plumas y lentejuelas: Masturbanda salió con un plumero en la cabeza. Eso tuvo mucha repercusión. También cuando salimos disfrazados de bebés con pañales, siempre le hemos encontrado la atracción. Este año vamos a tener la temática de cumpleaños, vamos a representar la fiesta. El año es 2020 y en la jerga de quiniela es la fiesta. Así que vamos a tener elementos de cumpleaños.

COMENTARIOS