None
EL AMOR ONLINE

El amor en tiempos virtuales: seis de cada diez parejas comienza online

Lo muestra un trabajo realizado por una app especializada en citas. Si bien estas plataformas hasta hace poco eran exclusivamente para los más jóvenes, se estima que actualmente el 30% de los usuarios tiene entre 40 y 50 años.

En la calle, en el colectivo, en el tren, en un bar, en la universidad, en un club, hasta hace algunos años eran lugares en los que más de uno había conocido al amor de su vida y si bien continúa ocurriendo, lo cierto es que la irrupción de la tecnología le abrió la puerta a una nueva forma en el inicio de las relaciones y las redes vienen siendo un terreno fértil para encontrar pareja o planear una cita con alguien.
Y vale decir que desde hace un tiempo, el vínculo amoroso parecería regirse casi exclusivamente por el mando de la virtualidad. Así, al menos, lo demuestra un trabajo reciente elaborado por una app de citas online, según el cual el 60% de las parejas comienza una relación en el universo 3.0.
El trabajo corresponde a la app BlindLove, cuyos responsables indicaron que este año marcó un antes y un después en relación a los vínculos personales.
Tras estar en alza durante mucho tiempo, finalmente la tendencia se invirtió y ahora la mayoría de las parejas se conoce primero en el mundo virtual y luego en el real.

Las opciones
Como bien se sabe, las aplicaciones para dar con la media naranja o al menos divertirse un rato se multiplican y ofrecen variedad para todos los gustos: están las que deben pagarse, las gratuitas, las específicas para tener encuentros sexuales, las específicas para población LGTBI o las dirigidas a buscar espacios para compartir. Sean las que sean, lo cierto es que nadie duda de que las apps de citas no sólo modificaron la forma de comunicarnos al entablar un vínculo con el otro sino también la manera en que nos relacionamos y planificamos una pareja.
Según la psicóloga de nuestra ciudad, Micaela López (MP 10421), “se trata de una nueva forma de iniciar una relación, utilizando un nuevo elemento, como es la tecnología que ya está instalada en nuestra cultura. Hablamos de un contexto sociocultural diverso, donde los tiempos son otros, se vive más de prisa, por razones laborales, académicas, de distancia”.
Hace tiempo que las personas usan internet como una herramienta más para encontrar pareja y de hecho la proliferación de smartphones hizo que se volviera mucho más frecuente.
“Preferiría hablar de una nueva herramienta para conocer a alguien, pero que para pensar en una relación, debe tener la intención de pasar al contacto físico, no eternizando el contacto virtual. Ambas facetas (cibernética y real) deben existir para pensar en una relación”, aclaró López.
Al principio conocer a alguien en el mundo virtual resultaba acaso mucho más peligroso. Con ayuda de la tecnología, que permite ver con cámara a la otra persona y tomando ciertos recaudos antes de concretar la cita, cada vez son más las personas que se animan a conocer gente desde alguna app.

Un 30%, entre 40 y 50 años
En relación al relevamiento realizado y al perfil de los usuarios, el trabajo de BlindLove reveló que en este último tiempo también hubo un cambio respecto al público de las dating apps: si bien al principio era terreno exclusivo de los más jóvenes, se estima que hoy un 30% de quienes buscan pareja online tienen entre 40 y 50 años, un 15% tiene 51 a 60 años y un 8% son mayores a 61 años. Por otro lado, hoy es muy común charlar varios días antes de tener una primera salida.
En cuanto a los principales atractivos que se buscan en el otro/a, el mismo estudio detalla que un 50% de los usuarios se enamora de la inteligencia de la otra persona, el 22% de su simpatía, el 18% de su valentía y el 8% restante, de su empatía. Respecto a la atracción física, más de la mitad (el 55%) sostiene que es importante pero que no es todo.
El 70%, en tanto, asegura que prefiere tener una buena conexión emocional, mientras que sólo el 30% restante privilegia una conexión puramente basada en lo físico.
“A pesar de que las redes sociales forman parte de la vida cotidiana, no todos se animan a confesar que la han utilizado como medio para conocer a alguien, lo que podría tener múltiples interpretaciones”, entiende la psicóloga López.
“Por un lado puede ser porque no se trata de una forma tradicional de tomar contacto con otro, coexistiendo actualmente varias generaciones en la sociedad y por otra parte, por temor a dejar en descubierto una soledad implícita, mostrando que esa persona busca un nuevo medio para establecer un contacto”.
“Me parece importante no demonizar las redes cuando de adultos se trata, por supuesto teniendo todas las precauciones correspondientes, y es válido cuando tiene por finalidad crear nuevos lazos sociales, porque como decía Freud ‘hay que amar para no enfermar’”, refiere.

COMENTARIOS