Incendios en la Amazonia: aplazan  el viaje de los bomberos argentinos
RUMBO A BRASIL

Incendios en la Amazonia: aplazan el viaje de los bomberos argentinos

Ya están listos para partir, pero se encuentran a la espera de la confirmación de la cancillería del país vecino.

Unos 20 bomberos voluntarios argentinos que creían que iban partir ayer para combatir el fuego que hace dos semanas arrasa la Amazonia se encuentran varados a la espera de indicaciones del gobierno brasileño para viajar.
Junto a los 20 bomberos, aguardan la aprobación de la cancillería del país vecino unos 20 agentes de la Federal, 40 de la Brigada Nacional de Lucha contra Incendios Forestales, 40 policías de la Provincia de Buenos Aires, 40 miembros de parques nacionales, y 20 efectivos del Ministerio de Defensa. Un total de cerca de 200 argentinos.
En un primer momento, se creía que los primeros veinte brigadistas viajaban ayer u hoy y se realizaron todos los preparativos correspondientes para emprender el viaje.
Anteayer, recibieron la vacuna contra la rubéola, hepatitis, tétanos y fiebre amarilla, ante los posibles peligros que presenta la selva amazónica. También prepararon la documentación correspondiente para partir.
Por el momento no han recibido la confirmación internacional y han retomado su actividad regular.
El Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (Sinagir) del Ministerio de Seguridad de la Nación está encargado de coordinar la ayuda y aseguró que desde la preparación argentina “está todo listo” pero que “están esperando que el Gobierno brasilero indique cómo y adónde partir”.
“Se prepararon 200 brigadistas especializados en respuestas para incendios forestales, hicimos el ofrecimiento de recursos pero tanto Brasil como Bolivia están evaluando el empleo o no de este ofrecimiento que les hizo la Argentina”, confirmó Daniel Russo, subsecretario de Operaciones de Protección Civil del Ministerio de Seguridad de Nación.
Tanto Cancillería como la Embajada de Brasil fueron consultadas y afirmaron que la respuesta depende de presidencia y de “las altas esferas”.
Anteayer, el cuestionado presidente brasileño Jair Bolsonaro rechazó los 20 millones de dólares que el G-7 ofreció para combatir los incendios en la selva amazónica al asegurar que la situación está “bajo control”.
Para grupos ambientalistas internacionales, como Greenpeace y World Wide Fund for Nature, así como para ONG locales, la mayor deforestación es resultado del impulso que ha dado el gobierno de Bolsonaro a la explotación de recursos naturales -minería, tala y ganadería- en áreas protegidas.
Mientras, los voluntarios y el equipo dispuesto espera con ansias ser convocados a ayudar en la catástrofe ambiental que ha puesto en vilo a la comunidad internacional.
Para esta labor, el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios puso en alerta amarilla a todos los cuarteles nacionales y de un relevamiento de 400 bomberos seleccionó una brigada de 20 especialistas en incendios forestales: seis de la brigada de Córdoba, seis de agrupación serrana y ocho de la Federación de Santa Fe.

COMENTARIOS