Jonathan Fabbro junto a su pareja, la modelo Larisa Riquelme.
Jonathan Fabbro junto a su pareja, la modelo Larisa Riquelme.
ACUSADO DE VIOLAR A SU AHIJADA, EL JUEVES 22 SE CONOCERÁ LA SENTENCIA

Juicio a Jonathan Fabbro: declaró Larisa Riquelme

Se realizó la segunda audiencia, en la que declararon unos 15 testigos, entre ellos, su pareja.

La segunda audiencia del juicio oral contra el futbolista paraguayo Jonathan Fabbro, detenido desde hace más de un año acusado del abuso sexual con acceso carnal de su ahijada desde que la menor tenía 5 hasta sus 11 años, se realizó ayer con la presencia de una quincena de testigos, entre ellos su pareja, la modelo Larissa Riquelme.
A primera hora, el ex jugador de River, Boca y la selección paraguaya fue trasladado desde el penal de Marcos Paz, donde permanece detenido en el marco de esta causa, por la cual fue extraditado desde México en mayo del año pasado.
El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 12 de la Capital Federal dispuso que el debate se desarrolle a puertas cerradas en la planta baja de la sede judicial ubicada en la calle Lavalle al 1100, a pocos metros del Palacio de Tribunales y del Obelisco.
Entre los testigos de la defensa, a cargo del abogado Federico Albano, además de Riquelme, la novia del futbolista, estuvo Martha Zabala, madre del jugador, y sus hermanos Anabel y Pablo.
Fabbro está acusado y procesado por el abuso sexual de su ahijada “con acceso carnal” y “doblemente agravado por el vínculo”.
Hoy, su ahijada tiene 13 años y en el expediente existen pruebas que comprometen al futbolista con los hechos que se le imputan. En el momento de su detención y extradición desde México, Fabbro estaba jugando para el Lobos Buap de Puebla, de la Primera División.
El 4 de diciembre de 2017, el Juzgado en lo Criminal y Correccional número 32 de la Capital Federal, a cargo de Santiago Quian Zavalía, había pedido que se librara la orden de captura internacional del jugador.
En mayo del año pasado Fabbro fue extraditado desde México y desde entonces se encuentra detenido con prisión preventiva.
Además de esta causa, se tramita otro expediente en Paraguay por el presunto abuso sexual de una menor de edad.
En mayo de 2018, Riquelme aseguró a un programa televisivo: “Queremos demostrar su inocencia y la Justicia también lo está demostrando con las pericias, porque en el expediente hay más cosas a favor de él que en su contra”. “No estoy al lado de un culpable”, dijo.
Las evaluaciones a las pericias psicológicas a la menor realizadas en el Cuerpo Médico Forense que ya estaban disponibles en septiembre de 2017 aseguraban que no existían elementos de fabulación en su relato y que existía daño compatible con un abuso sexual.

COMENTARIOS