Mujeres y hombres, complementarnos
COACHING

Mujeres y hombres, complementarnos

La culpa es de nadie, arrastramos la historia, la cultura, las costumbres de un mundo hecho para y por hombres. Ya hace unos años empezamos a romper esquemas, estructuras mentales y sociales. El secreto es hacerlos todos juntos, desde la unión sin enfrentamiento. Hoy en día ser “feminista” es sinónimo de rivalidad con nuestro género opuesto y creo que marcamos aún más el machismo. Si lo viéramos desde el complemento el movimiento podría haberse llamado “igualdad humana” por pensar en voz alta.
¿Y qué pasa si les dijera que las mujeres somos más machistas que los hombres? Fuimos criadas por mujeres machistas, y nos toca a nosotras cambiar esos patrones mentales, esas creencias arraigadas del patriarcado. Observate, tal vez, más de una vez te ves en esa situación inconsciente y la naturalizas.
Y no te culpes, nos hace falta información, herramientas y recursos para transformar años y años de desigualdad.
Ahora bien, el hombre ¿qué papel juega? No saben donde están parados. Seguramente ellos también entienden, tienen mamá, hermana e hijas y desean que las cosas cambien a favor de todos. El punto es dejar de querer tener el poder y dominar, o ¿nos convertimos en lo que rechazamos? Mi pregunta es ¿qué busca la mujer? ¿Poder? o ¿realmente igualdad de condiciones y derechos desde una mirada amorosa? Qué un poco perdida está, cuando nos rivalizamos unas con otras.
Por esto digo, que el EMPODERAMIENTO HUMANO, necesariamente urgente, tiene que ver con hacernos cargo de nuestras vidas, responsables de querer Ser y lograrlo conscientemente, potenciando la confianza, desarrollando nuestra autoestima y por sobre todo, empatía. Y, si buscamos poder, que sea nuestro poder interior.
Para cambiar las cosas, se necesita conocimiento, aprendizaje y educación emocional. Es empezar por uno y dejar de culpar afuera, empezar a entender que hay que reprogramarse, resetearse.
Aprender a desaprender, integrarnos, dejar de manifestarnos desde el odio, la bronca, generando más brecha. Vernos como un todo y dejar de dividirnos para ir a la par, sería, el mejor regalo para dejarles a nuestr@s hij@s y nuestra mayor conquista como sociedad.

(*) Coach educativo, Neurosicoeducadora, coach emocional.
Instagram: @danielatrechcoach.

COMENTARIOS