Perpetua para uno de los  homicidas de Brian Aguinaco
FLORES

Perpetua para uno de los homicidas de Brian Aguinaco

Luis “Yun” Gómez conducía la moto desde la que le dispararon al adolescente en 2016. “Los jueces dieron un gran ejemplo”, declaró la madre de Brian.

Un hombre fue condenado ayer a prisión perpetua como coautor del homicidio de Brian Aguinaco, el chico de 14 años asesinado de un tiro por motochorros cuando viajaba en auto con su abuelo por el barrio de Flores, en la víspera de la Navidad de 2016.
Así lo resolvió el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°1, integrado por los jueces Adrián Pérez Lance, Fernando Ramírez y Luis Salas.
Aguinaco fue asesinado de un balazo mientras su abuelo perseguía a dos motochorros que habían cometido un asalto en el bajo Flores.
Luis “Yun” Gómez, de 28 años, era quien conducía la moto desde donde otro delincuente menor de edad le disparó y mató al adolescente. El tribunal lo acusó de ser coautor de robo agravado por el uso de armas de fuego en concurso real de homicidio criminis causa.
Además de “Yun” Gómez, en el juicio se investigó la responsabilidad de otros 4 miembros de la denominada “Banda de la salita”, a la que pertenecían los dos asaltantes, que se dedicaban a robos violentos y usurpación de viviendas, entre otras actividades ilícitas. Uno de ellos, Eric Blas González, el hermano del menor autor del disparo. En ese sentido, el tribunal condenó a Gustavo Mendieta a la pena de 17 años de prisión por ser coautor de robo doblemente agravado y por el uso de armas de fuego, además de homicidio en grado de tentativa.
González, en tanto, recibió una pena de 5 años de prisión; Irving Cruz Yupanqui, 3 años y 6 meses de prisión; y Luis Cantoral, 2 años de prisión en suspenso. La madre del adolescente asesinado dijo que “los jueces dieron un gran ejemplo” al condenar a prisión perpetua al coautor del homicidio de su hijo.
“Teníamos miedo y no lo esperábamos, pero es ejemplar lo que hicieron los jueces”, manifestó Eliana a los medios en los pasillos del Palacio de Tribunales tras conocerse la sentencia a Gómez, el joven que manejaba la moto desde la que su cómplice, de 15 años, efectuó el disparo que mató a Brian.
En ese sentido, agregó que ella y su marido están “tranquilos” y que “esta es una etapa terminada y que duele”.
“Nosotros queremos que Brian esté en paz, que no se lo nombre más”, concluyó la mujer, tras la audiencia.
Por su parte, el abuelo de Aguinaco, Enrique, que estaba con el chico en el momento del crimen, dijo estar “conforme” con la condena y deseó “que se siga haciendo justicia así”.
“Me siento un poco más aliviado, es tremendo lo que yo siento adentro”, expresó entre lágrimas el abuelo.
En tanto, el padre de Brian, Fernando, consideró que con ese fallo los magistrados “demostraron que la justicia existe”, y que ahora Gómez “se tiene que hacer cargo y pagar lo que tenga que pagar”.

COMENTARIOS