Separaron a siameses en una operación sin precedentes
TRÁS 9 HORAS

Separaron a siameses en una operación sin precedentes

Ocurrió en la Fundación Hospitalaria, en Núñez. Estaban unidos por los genitales, el sistema urinario y el aparato digestivo.

Dos bebés siameses que nacieron unidos por la pelvis fueron separados en una operación en la que participaron 44 profesionales de la salud durante 9 horas en la porteña Fundación Hospitalaria, en un caso inédito para el país, que se conoció ayer.
Gianluca y Santino Figueroa, nacidos el 20 de septiembre pasado, fueron operados el 22 de junio y se encuentran en perfecto estado de salud en su casa junto con su familia.
“Ya sabíamos desde el primer trimestre que estaba la mamá embarazada de siameses y se preparó todo, incluso con psicólogos. Nacieron y se esperó hasta los 6 meses para hacer la separación”, explicó la doctora Carolina Millán, quien participó de esta operación.
Los bebés estaban unidos por la parte genital, urinaria e intestinal, por eso se hizo una planificación durante varios meses de la cirugía que tenía más de 20 etapas y que contó con el asesoramiento de una clínica especializada de Barcelona.
La operación que separó a estos dos hermanos unidos duró nueve horas e involucró a 44 profesionales de este Hospital Materno Infantil ubicado en Saavedra.
Antes de la cirugía, los médicos confeccionaron dos muñecos especiales que imitaban las condiciones a las que los profesionales se tendrían que enfrentar al realizar la operación.
“Se planificó todo porque el día de la cirugía íbamos a ser muchos en el quirófano, entonces había que saber quién entraba y qué hacia”, contó Millán.
“Los dos compartían la ultima parte del intestino, entonces se les reconstruyó el recto y el ano a cada uno, y se comenzó la reconstrucción de los genitales y del pene”, precisó la doctora.
“Ambos tienen más movilidad y ya van rotando más”, comentó la madre los niños, Evelyn, y agregó que “son dos chicos independientes ahora”. “Podrán tener una vida completamente normal, juegan y todo. Faltan más cirugías porque cada nene es diferente. Se va a buscar en 6 meses reconstruir la uretra y el día de mañana poder cerrar la colostomía que tienen”, explicó Millán.
“La familia de los nenes es supercontenedora, vienen a todos los controles. Si no fuera por ellos esto no habría sido posible”, destacó la médica.
Se estima que a nivel mundial, los casos de siameses se pueden dar cada 1,7 millones de nacimientos. En la Argentina, no hay registros ni estadísticas oficiales sobre estos casos aunque los médicos mencionaron casos en el Hospital Posadas y en el Garrahan.

COMENTARIOS