Por qué deberías dejar de usar la aplicación que te hace ver más viejo en tan solo segundos

Por qué deberías dejar de usar la aplicación que te hace ver más viejo en tan solo segundos

¿Deberías dejar de usar la aplicación? Los especialistas recomiendan que sí.

Aunque no es nueva y lleva un par de años apareciendo en los rankings de "mejores apps" para instalar en un smartphone, en los últimos días Instagram se llenó de usuarios que subieron su foto de cómo se van a ver cuando sean viejos. Y aunque suene muy mala onda y aguafiestas, FaceApp tiene muchos problemas sobre los que algunos especialistas vienen alertando.

Sus creadores, unos desarrolladores rusos, dicen que la aplicación utiliza una forma de inteligencia artificial (IA) –conocida como red neuronal– para escanear rostros y hacerlos más jóvenes, mayores, de otro sexo o más atractivos.

De hecho el fundador de FaceApp, Yaroslav Goncharov, dijo en su momento que la aplicación usaba "redes neuronales para modificar una cara en cualquier foto mientras mantenía el realismo fotográfico".

Las mayores controversias –como en otras aplicaciones que utilizan inteligencia artificial– se han dado en torno a las preocupaciones que esto genera respecto de la privacidad, pero también sobre discriminación y racismo.

El problema es que no está claro qué pasa con todos los datos que el usuario otorga a la app, ya que la política de privacidad de la empresa deja un amplio margen de maniobra. Según el comentarista tecnológico conocido en Twitter como Stilgherrian, "esta es una política de privacidad bastante estándar, que efectivamente no ofrece ninguna protección en absoluto", dijo.

"Todo el modelo de negocio que prolifera como startup está recogiendo cantidades masivas de datos personales sin tener todavía ninguna idea de cómo podrían ser utilizados en el futuro. Mientras tanto, los jugadores de 'startup-land' sólo miran hacia adelante en cuanto a su participación, o son comprados por Facebook, Google o quien sea", completa.

"Cualquiera que haya puesto su cara on line junto con su nombre y otros datos de identificación (por ejemplo, cualquier persona con un perfil en medios sociales o un perfil en un sitio web), ya es muy vulnerable de ser capturado digitalmente para futuros usos de reconocimiento facial", dijo Bradley en su momento al sitio australiano ABC.

COMENTARIOS