Crimen de Silvia: 7 policías imputados por gatillo fácil
SANTIAGO DEL ESTERO

Crimen de Silvia: 7 policías imputados por gatillo fácil

Una adolescente de 17 años fue asesinada de un balazo en la cabeza durante un operativo policial.

La Justicia de Santiago del Estero imputó por el delito de “homicidio calificado” a siete policías que fueron detenidos luego del crimen de Silvia Maldonado, la adolescente que fue asesinada de un tiro en la cabeza durante un operativo en la ciudad capital de esa provincia, según confirmaron desde la Fiscalía General.
Hay un octavo efectivo que fue imputado por “violación de los deberes de funcionario público”. Se trata del jefe de guardia que estaba en la comisaría a cargo del operativo.
Todo ocurrió el domingo pasado en el barrio Jorge Newbery después de que la joven supuestamente impidiera que los efectivos policiales realizaran un allanamiento en su casa. La víctima, madre de una nena de 2 y de un bebé de un mes, se encontraba internada con muerte cerebral y murió ayer en el Hospital Regional “Ramón Carrillo”.
Para el fiscal general de esa provincia, Luis de la Rúa, “fue una tragedia” y “es inentendible por qué ocurrió. Claramente hubo un abuso policial, porque ellos no están autorizados a sacar el arma en estos procedimientos”, señaló. Según el funcionario, los efectivos serán indagados para determinar qué grado de responsabilidad tuvo cada uno. Además, esperan el resultado de pericias balísticas para saber con exactitud quién de los detenidos disparó.
De acuerdo con la versión oficial, siete uniformados pertenecientes a la Comisaría 5ta. llegaron hasta la casa de la adolescente después de que una vecina del barrio denunciara que le habían robado una soldadora, un taladro y varias herramientas de plomería. Según los datos aportados por la mujer, uno de los presuntos ladrones se encontraba en la vivienda en la que vivía Silvia, por lo que los efectivos llevaron adelante un operativo.
Al llegar, pretendieron ingresar al domicilio pero la joven se los impidió porque no presentaron ninguna orden de allanamiento. Hubo un forcejeo, intervinieron los vecinos y se desató la tragedia.
“La policía llegó a la casa, sin una orden de allanamiento, por una denuncia de un robo, forcejearon con mi sobrina y después le dispararon”, dijo Walter Díaz, tío de la joven y luego añadió: “No sabemos si la golpearon antes. Para eso esperamos el resultado de la autopsia. De lo que sí estamos seguros es que fue la policía y sólo queremos que haya justicia”.
Desde la Secretaría de Seguridad de la provincia dijeron que las máximas autoridades de la provincia dieron la orden de que “se avance administrativamente hasta las últimas consecuencias más allá de lo que determine la Justicia. La mano dura o gatillo fácil no será jamás el lineamiento en nuestra policía”, dijo el secretario Marcelo Pato.

COMENTARIOS