Consejos y cuidados para disfrutar el eclipse total solar que se verá en Junín
FENÓMENO EN EL CIELO

Consejos y cuidados para disfrutar el eclipse total solar que se verá en Junín

Se producirá en poco menos de un mes y se podrá ver en una amplia franja de Argentina hasta Chile. Difunden los cuidados para su observación de manera segura.

El próximo 2 de julio, Junín será uno de los lugares favoritos para poder observar el eclipse total de sol que abarcará las provincias de San Juan, San Luis, sur de Córdoba, sur de Santa Fe y el norte de Buenos Aires. Allí es donde Junín y también Rojas se verán favorecidas por este fenómeno natural que de hecho será visible en el Pacífico sur y Sudamérica, abarcando una extensa franja de Argentina hasta Chile.
El eclipse sucederá al atardecer y tendrá una duración de entre 2 y 2,5 minutos.
Cintia Peri, doctora en astronomía, prosecretaria de extensión de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de La Plata y productora en el Planetario de La Plata, brindó detalles no solo sobre el fenómeno sino las consideraciones y cuidados para observarlo.

De noche, por un instante
Sin dudas lo más emocionante respecto de un eclipse de sol total, según Peri, “es que entre nosotros y el sol se interpone la luna, entonces tapa completamente al sol y en un momento que tendría que ser de día se vuelve totalmente de noche. Eso es lo espectacular”.
Desde lo sensorial se suman algunas características, parte del fenómeno y perceptibles en el momento en que ocurre el eclipse.
“Cambia la luz, empieza a haber un poco de viento, cambia un poco la temperatura y es bastante impresionante por lo menos desde lo sensorial”, indicó Peri.
En particular, sobre la posibilidad de que sea vea desde Argentina aseguró “se trata de una franja de visibilidad donde se verá el eclipse total. Cuando uno se va corriendo de esta zona geográfica lo que va a ver es un eclipse parcial”.
La astrónoma explicó que el eclipse “dura minutos y cuando la luna empieza a tapar al sol -en total dura dos horas y media-, el momento máximo dura minutos, cuando se cubre en su totalidad”.

Consejos y cuidados para observar el eclipse
La totalidad o el máximo de la parcialidad del eclipse ocurrirán a baja altura sobre el horizonte occidental.
En la localidad de Bella Vista, San Juan, el Sol estará a 11,5º de altura, en Río Cuarto, Córdoba, a 6,3º y en Lobos, Buenos Aires, a solo 1,3º, lo que equivale a unos 23, 13 y menos de 3 diámetros aparentes de la Luna.
Por esta razón, es importante ubicarse en un lugar que se encuentre libre de obstáculos (edificaciones, árboles, etc.) en dirección noroeste. En general será una buena estrategia situarse en lugares altos.
Los cuidados a tener en cuenta, difundidos por la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad de La Plata y el Planetario de la ciudad de La Plata incluyen:
-No mirar al Sol directamente, bajo ninguna circunstancia;
-No mirarlo con lentes de sol, vidrios ahumados, radiografías, negativos velados o CDs;
-No mirarlo a través de binoculares ni telescopios sin filtros profesionales.
Desde la institución insisten en que “Ignorar estas recomendaciones puede producir lesiones oculares muy graves e incluso ceguera”.
Además, las formas seguras de observarlo incluyen:
-Utilizar filtros para máscara de soldar de índice 14 o mayor.
-Utilizar anteojos con filtro de reflexión específicos para eclipses solares.
-Observarlo por proyección a través una cámara oscura.

El eclipse
Conocer las razones por las cuales se produce un eclipse de sol resulta fácil en las palabras de la astrónoma Cintia Peri, que explica la secuencia: “El sol, la tierra y la luna están alineados. La tierra está girando alrededor del sol y la luna alrededor de la tierra, entonces cada tanto sucede que se alinean los tres, y en particular la luna se interpone entre la tierra y el sol. Pero la distancia que hay -una vez que están los tres alineados- entre la luna y la tierra y las condiciones hacia arriba y hacia abajo de esa línea de la luna pueden variar un poco, también la distancia dentro de esa línea. Esto hace que los eclipses se vean en distintas fechas y zonas”.
Desde el punto de vista científico un suceso como un eclipse solar es muy aprovechable para realizar estudios junto a las observaciones.
“Se aprovecha muchísimo porque es el único momento donde como el sol es tan brillante, hay detalles de éste que en otras condiciones no las podés ver así que cuando ocurre, queda la corona solar, que es el borde, totalmente expuesta y es un momento bastante único para ese tipo de experimentos”, describió Peri.

Científicos y apasionados
Un ejemplo de la importancia de los eclipses para la ciencia se dio con el del año 1919.
“Fue un eclipse solar muy famoso, hace cien años, donde se pudo probar la teoría de la relatividad general de Albert Einstein mediante un experimento de observar ciertas estrellas en una región del cielo”, comentó Peri.
Así como ello, son muchas las pequeñas –y grandes- recolecciones de información e imágenes que se pueden realizar en estos momentos bastante “únicos”.
Momentos que no solo los astrónomos dedicados a la divulgación o la educación se preparan para ver sino también aquellos apasionados de la astronomía.
“Llevan mucha gente, van en grupo, y los pueblos se movilizan mucho para ir al lugar donde mejor se vea el eclipse. Eso se nota en los pueblos o ciudades”.

COMENTARIOS