Masacre: se complica la situación de 4 policías
SAN MIGUEL DEL MONTE

Masacre: se complica la situación de 4 policías

Imputaron por homicidio agravado a los efectivos arrestados. Otros tres también son acusados de falsedad ideológica y encubrimiento. Seguirán detenidos.

La Justicia arrestó a una efectivo más e imputó a otros cuatro por cuádruple homicidio doblemente agravado (por abuso de función y por uso de arma) y por una tentativa de asesinato por la adolescente que pelea por su vida en un hospital de Florencio Varela, tras la trágica persecución en San Miguel del Monte. Otros tres agentes quedaron acusados de encubrimiento agravado y falsedad ideológica de documento público.
Las duras acusaciones contra los integrantes de la Fuerza fueron convalidadas por la jueza de Garantías de La Plata, Marcela Garmendia, quien ayer al mediodía hizo lugar al pedido de detención planteado por el fiscal, Lisandro Damonte.
En el dictamen, Garmendia considera acreditado que “al menos” dos patrulleros intervinieron en la “injustificada” persecución contra el Fiat 147 Spazio que manejaba Carlos Aníbal Suárez (22) y que se estrelló contra el acoplado de un camión estacionado a un costado de la Ruta 3, cerca del centro de Monte. Suárez iba con Camila López (13), Danilo Sansone (13) y Gonzalo Domínguez (14), que murieron por el impacto. Y también los acompañaba Rocío (13), una adolescente que está en terapia intensiva en una sala del Hospital “El Cruce”. En el móvil iban el subcomisario Julio Franco Micucci, en la nómina de pagos de la fuerza desde 2012, García, integrante de la Bonaerense desde 2012, y Ecilape, parte de la Policía de la provincia desde 2015. Estos fueron desplazados de la fuerza y, a excepción de Micucci, fueron detenidos.
Previo al desenlace fatal, los vecinos alertaron sobre la situación con llamados al 911 en los que comunicaron haber escuchado ruidos similares a disparos. “No fue solamente un accidente. Hay una relación causal inmediata e ineludible; sin los disparos no se hubiera producido la colisión”, aseguró el Procurador de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand.
Los siete efectivos ahora imputados fueron arrestados ayer. Los investigadores encontraron contradicciones en sus relatos frente a la división Asuntos Internos.
Los dichos no resultaron convincentes: “Primero dijeron una cosa, después otra, seguramente por miedo de que los lincharan. Dijeron que no los persiguieron, después del video señalaron que sí. Lo que hicieron fue un exceso. Un Fiat 147 con cinco personas adentro. ¿Cómo no lo podían detener con el patrullero?”, indicó una fuente.
Una imagen de la persecución que trascendió fue clave para el arresto: en ella se observa a un oficial asomarse por la ventanilla de la camioneta de la Policía y apuntar hacia el Fiat 147. Para justificar esto, deslizaron la versión de que ese agente estaba iluminando con linternas la patente del auto. También circuló la información de que hasta habían entregado sus cargadores completos.
El jueves, el fiscal general de La Plata, Héctor Bogliolo, notificó que una de las víctimas tenía una bala en sus glúteos, lo que confirmó que la Policía efectivamente había disparado. A partir de las pericias balísticas y la autopsia que realizaron en el ámbito de la Policía Judicial del Ministerio Público, detectaron la titularidad de uso del arma desde la cual se disparó ese proyectil.

COMENTARIOS