Tras el fuerte alegato de la científica en la TV, renunció la directora del Conicet
CIENCIA EN CRISIS

Tras el fuerte alegato de la científica en la TV, renunció la directora del Conicet

Afirmó que su dimisión busca visibilizar la problemática del organismo, luego de que otra científica participara en el programa “Quién quiere ser millonario”.

La prestigiosa socióloga e historiadora Dora Barrancos presentó su renuncia ayer al área de Ciencias Sociales y Humanidades al Directorio del Conicet, tras ocho años de mandato dentro del ente. Según adelantó, su decisión “es de orden moral” y se debe a que los científicos Mario Pecheny -nombrado como su sucesor hace un año- y Alberto Kornblihtt, quien iba a estar en el campo de las Ciencias Biológicas y de la Salud, nunca fueron incorporados.
“Había tomado la decisión de irme en enero. Ya pasó un año desde que se eligieron autoridades y mi sucesor no fue designado en su cargo. Es una manera de dejar en evidencia la negligencia del Gobierno actual, al que no le interesan las reglas democráticas ni el republicanismo que pregona”, explicó la mujer.
En 2018, Pecheny fue nombrado en el área de Ciencias Sociales y Humanidades, y Alberto Kornblihtt en Ciencias Biológicas y Salud, liderada por la doctora Mirtha Flawiá. El proceso se realizó a través de las elecciones del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. La designación de Pecheny debía hacerse efectiva mediante un decreto del Ejecutivo nacional.
“Esta situación evidencia el desaguisado institucional, ¿cómo va a tardar un año en salir un decreto? Me están diciendo que el trámite está en la Secretaría de Legal y Técnica desde hace mucho tiempo ya, yo me voy. Era una cuestión casi extorsiva, desde el Conicet me pedían que me quede porque la situación ya se iba a resolver, pero la verdad es que no da para más”, detalló la socióloga, historiadora y especialista en género que estuvo al frente del directorio del ente durante los periodos 2010-2014 y 2014-2018.
La noticia se dio a conocer en la misma semana que el Conicet volvió a ser tema en la agenda pública luego de que Marina Simian, también científica del organismo, participó en el programa “Quién quiere ser millonario” para conseguir fondos para sus investigaciones. Allí sostuvo que hay “mucha demora” en el pago del presupuesto que asigna el Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica (Foncyt) y detalló que los 500 mil pesos que ganó la ayudan a “salvar el año”.
Tras su aparición televisiva, Simian explicó: “Para hacer biología celular y molecular es imposible, no podemos hacer magia. Estamos acostumbrados a trabajar de manera austera. Pero esto te pone en una situación imposible”.

COMENTARIOS