La trágica muerte del médico que se encargaba de sacarle sonrisas a niños enfermos

La trágica muerte del médico que se encargaba de sacarle sonrisas a niños enfermos

El pediatra español murió tras perder la lucha contra la enfermedad que intentó curar en muchos niños. La sentida despedida de sus allegados.

Antonio Javier Cepillo Boluda, era un joven pediatra especializado en oncología al que todos conocían como "Capitán Optimismo". Durante los años que ejerció su profesión logró contagiar de sonrisas a cada uno de sus pacientes. Pero a los 36 años, la enfermedad a la que siempre intentó curar acabó con su vida.

A pesar de que la enfermedad lo sorprendió siendo muy joven, aprovechó su experiencia para hacer un discurso frente a estudiantes de medicina que quedó para la historia, "aprendí en primera persona cómo un médico no debe tratar a un paciente", contó en aquella oportunidad.

En junio de 2017, cuando ya llevaba varios meses de lucha contra su propio cáncer, el pediatra se convirtió en "Capitán Optimista", un galardón que otorga la Fundación Hospital Optimista al médico español que mejor "humanizan los cuidados", y cuyo distintivo es una nariz de payaso que el doctor lucía con orgullo.

"Amigo, capitán, tu lucha, generosidad, amabilidad, altruismo, dedicación han sido y serán un ejemplo para todos. Un beso muy fuerte para la familia y amigos. Descansa en paz, Cepi", fue el sentido mensaje que el jugador de fútbol Andrés Iniesta le dedicó en Instagram y resumió el sentimiento de toda la sociedad española.

COMENTARIOS