Un hombre se desvió 600 kilómetros para llevar a una desconocida a despedir a su madre

Un hombre se desvió 600 kilómetros para llevar a una desconocida a despedir a su madre

Ron y Sharleen Gillies viajaban desde Escocia a Inglaterra para despedirse de un familiar a punto de morir, pero quedaron varados en la ruta.

En Edimburgo, Escocia, todos hablan del gesto de Dean Moore. Y no es para menos: el hombre se desvió de su camino 600 kilómetros para transportar a una mujer que acababa de conocer hacia el lugar donde se encontraba su madre en el lecho de muerte. Gracias al gesto de Moore, Sharleen Gillies pudo darle el último adiós a su mamá justo antes de que falleciera.

Todo comenzó un domingo, cuando Sharleen y su marido, Ron, viajaban desde Edimburgo a Cambridge, Inglaterra, pero a raíz de un desperfecto con el auto y no pudieron seguir viaje. Entonces, un hombre detuvo su vehículo al costado de la ruta y les ofreció ayuda. Ese hombre era Dean Moore, que escuchó que la madre de la mujer estaba a punto de morir y ya no llegarían a despedirla. Moore no dudó y les ofreció llevarlos hasta Cambridge, a 600 kilómetros de distancia.

“Hice lo que cualquiera hubiese hecho”, dijo Dean, de 40 años. Ron Gillies, por su parte, declaró al periódico británico The Gazette que no tiene palabras para agradecerle su gesto.

“Esto pasó el domingo y luego al día siguiente, el lunes, ella falleció. Si Dean no nos ayudaba, nunca habríamos llegado a tiempo”.

Dean también detalló los hechos desde su punto de vista: “Parecían en shock y que el seguro no les estaba prestando atención. Entonces les dije que el auto no importaba, lo que importaba era que llegara a ver a su madre”. Al llegar, usó el baño y emprendió el regreso a su casa. Al otro día fue a trabajar (“muy cansado”, admitió) y recibió el llamado de agradecimiento de Ron, pero Dean rechazó los elogios: “Estaban ya en una situación muy mala y yo sólo la mejoré un poco. No merezco tanto reconocimiento”, aseguró.

COMENTARIOS