“CHOCHA DE LA VIDA”, UNIPERSONAL DE TEATRO

Agustina Arregui y su clown “Conchaparrón”

Chocha de la vida” es un unipersonal de clown que se presentará el viernes 28 de diciembre, a las 21, en el auditorio Bicentenario “Presidente Raúl Alfonsín”, ubicado en Sarmiento 1169, perteneciente a la UNNOBA, de nuestra ciudad.
En la oportunidad actuará Agustina Arregui-“Conchaparrón” y el director es Andrés Caputo- “Viccenzo”.
Conchaparrón” es el personaje de esta payasa-clown que interpreta Agustina Arregui, oriunda de nuestra ciudad, al ser entrevistada por Democracia, explicó que desde estudio teatro en Buenos Aires, viajó por Sudamérica y hace cinco años vive en La Plata.
“Siempre, cada año voy a Junín para llevar alguna obra o armar algún evento cultural. Teníamos una movida que se llama ‘Al patio’, centro cultural independiente que hacía eventos artísticos durante el verano. También hice encuentros de mujeres con presentación de alguna puesta artística y este verano llevo este unipersonal, que vengo creando desde hace tres años. La idea es el año próximo viajar a Europa y presentarlo en España”, manifestó.
Respecto a la “inserción” del clown en Junín, Agustina dijo que con el grupo “Harapos argentinos” vinieron a dar cursos intensivos de clown a Espacio Dadá y Escuela de Teatro, pero no era tan común en nuestra ciudad.
Al explicar qué es el clown, dijo: “está el personaje payaso que tiene una forma estereotipada, que quizá esté asociada con el hacer reír. El clown como técnica se distancia de ese personaje para descubrir el payaso que hay en cada persona, entonces mi clown nunca va a poder ser igual al tuyo porque está creado a partir de mis miedos, mis fortalezas, mis debilidades, mis vergüenzas, mi historia, mi momento en la vida, porque seguramente mi clown se transforma con el paso del tiempo. Gran parte de la creación de ese personaje está forjada en el vínculo con el público”.

Sinopsis
“Chocha de la vida” es la historia de un viaje emprendido por Conchaparrón. La payasa recorre los universos femeninos de la mujer a quien habita. En este trayecto reconoce las culturas que imperan y dan sentido a “lo que es y no es, lo que debería ser y no es”.
Sin miedos ni prejuicios, sin tapujos Conchaparrón nombra, discierne, decide. Encuentra nuevos caminos para comprender y apreciar la naturaleza donde la vida nace... Transita con libertad los paisajes, disfruta, se empodera y anda…¡Chocha de la vida!

COMENTARIOS