El sospechoso de matar a la joven piloto fue entregado a la Policía por su padre
BUENOS AIRES

El sospechoso de matar a la joven piloto fue entregado a la Policía por su padre

Pablo Murray tiene 23 años y es el principal acusado del crimen de Zaira Rodríguez en Villa Ballester. Buscan a su cómplice, quien estaría identificado.

Pablo Murray tiene 23 años, pero los investigadores analizan que en el crimen de Zaira Rodríguez actuó como suelen hacerlo los menores: cerca de su propia casa. Por eso no fue demasiado difícil encontrar al principal sospechoso de haber asesinado a la joven piloto de karting el último sábado por la noche en Villa Ballester. Cerca del lugar del hecho apareció la moto que habría usado, y que estaba a nombre de su padre, quien lejos de esconder a su hijo, fue hasta la comisaría del barrio y avisó a la Policía: “Está en mi casa, siempre hace lío, vayan a buscarlo”.
Murray vive junto con su padre en Villa La Rana, a unas 10 cuadras de donde mataron a Rodríguez, de 21 años. La moto que encontró la Policía poco después del hecho, a una cuadra de la escena del crimen, está a nombre de su papá, Gastón Murray, quien tiene entre sus antecedentes penales dos condenas cumplidas.
Según fuentes policiales, los agentes llegaron hasta el domicilio de la familia Murray, ubicado en la calle María Silva, y pactaron la entrega de Pablo a dos cuadras de allí, en Agustín Alvarez y Saavedra.
Por otra parte, voces judiciales contaron que el padre, ya enterado de la búsqueda, fue hasta la comisaría a despejar los eventuales obstáculos para detener a su hijo. “Cuando estaban yendo para la casa los policías junto con el padre se cruzaron con Pablo, que caminaba solo a dos cuadras del lugar”, explicaron. Ahí mismo la Policía bonaerense lo detuvo.
Murray hijo tiene antecedentes penales, aunque por delitos leves. Según confirmaron fuentes del Ministerio de Seguridad provincial se registran dos infracciones a la ley de drogas, de 2011 y 2013, otra por “daños”, de septiembre de 2011 y la última, un año después, por “tenencia ilegal de arma”.
Los investigadores cuentan con muchos indicios para saber, también, quién era el cómplice que actuó junto con Murray en la moto en el momento que mataron a Rodríguez. La Policía lo está buscando. Creen que es cuestión de horas su detención.
“Cuando los chicos actúan en las zonas de su barrio todo el mundo los conoce, en 40 minutos vas con una foto y los identifican”, explicó a este medio uno de los investigadores. En este caso, además, aseguró que existen “buenas imágenes” tomadas por las cámaras de seguridad del Municipio.
Murray se negó a declarar este lunes en la indagatoria ordenada por el fiscal Fabricio Iovine, titular de la UFI 1 de San Martín, pero está imputado por el delito de “tentativa de robo agravada por el uso de arma de fuego y homicidio” de Zaira, quien el sábado a la noche estaba en un Volkswagen Gol Trend junto a su novio, Nicolás Impiombato, también corredor, de la categoría TC Mouras, cuando dos asaltantes les dispararon para robarles.
“Era por el auto, no se resistieron. La fusilaron prácticamente”, contó Pablo, el hermano de 13 años de Zaira, y agregó: “Sabíamos que había llegado y de repente escuchamos cinco o seis tiros”.
Pablo contó que el novio de su hermana paró el auto en la puerta de la casa. “Y vio que se acercaban dos motos, aceleró con todo, les empezaron a disparar de atrás y una de las balas le pegó a mi hermana”, relató. El disparo alcanzó el oído derecho de Zaira, que fue llevada por su novio y su padre al Hospital Thompson, pero no pudo ser reanimada.

COMENTARIOS