Un policía asesinó a la  ex en su auto y se suicidó
LA MATANZA. LA MUJER TAMBIÉN ERA AGENTE DE LA FUERZA

Un policía asesinó a la ex en su auto y se suicidó

Los dos efectivos pertenecían a la Policía de la Ciudad y ambos fueron hallados con un disparo en la cabeza. Investigan si fue un caso de femicidio.

Una pareja de policías que estaba separada murió baleada tras una discusión en la localidad bonaerense de Villa Madero, partido de La Matanza, y la principal hipótesis apunta a un femicidio seguido de suicidio, informaron ayer fuentes de la fuerza y judiciales.
Las víctimas fueron identificadas como el oficial Luis Mario Carballo (38), quien era numerario del Departamento Seguridad en Espectáculos Deportivos de la Policía porteña, y la oficial primero Jésica Gabriela Emiliana Frizzo (29), de la División Operaciones de la Comisaría Vecinal 9A.
Los voceros explicaron que ambos habían sido pareja y tenían una hija de seis meses en común.
Aylem Etchegoyen, hermana de Frizzo, explicó que la pareja estaba separada desde el nacimiento de su beba y que previamente habían convivido dos meses en la localidad de Escobar.
“El era muy celoso, la llamaba, la amenazaba, la perseguía y, en alguna ocasión, le quiso levantar la mano”, contó la joven al ser consultada sobre los motivos de la separación.
Aylem relató que ella actualmente convivía con su hermana policía -a la que llamaba “ma” porque la había criado desde los dos meses de vida- y la beba de esta en la localidad de Pontevedra, partido de Merlo, en la zona oeste del conurbano, y agregó que Frizzo no tenía una nueva pareja.
“Yo soy la madrina de la nena”, contó la chica y aclaró que su hermana no había denunciado los maltratos de parte de Carballo y que tramitaba con un abogado que él le pasara una “mensualidad” para la manutención de la hija de ambos.
“El ayer vino con la excusa de llevarla a comprar ropa para la nena, la secuestró y la mató”, sostuvo Aylem, quien ahora, junto con su madre, se quedó al cuidado de la beba y de la otra hija de 9 años que tenía Frizzo de una relación anterior.
Según lo que pudieron reconstruir los investigadores policiales y judiciales, Carballo y Frizzo discutían el miércoles a la noche dentro del auto de él, un Volkswagen Gol Trend, en la puerta de la casa del efectivo, cuando se escucharon al menos dos disparos.
Vecinos y familiares de Carballo encontraron a ambos policías dentro del auto a cada uno con un balazo en la cabeza.
De acuerdo con los voceros, un primo del policía se subió al auto y trasladó a las víctimas al Hospital Santojanni, en el barrio porteño de Liniers.
Al llegar a la guardia del hospital, los médicos constataron que Frizzo ya estaba fallecida con un balazo en el cráneo, mientras que Carballo, aún con vida y con la misma herida, fue intervenido quirúrgicamente pero murió horas más tarde, dijeron los informantes.
La causa quedó a cargo del fiscal Claudio Fornaro, que ordenó un relevamiento de cámaras de la zona donde ocurrió el hecho y la obtención de testimonios de vecinos de la cuadra.

COMENTARIOS