Un chofer se olvidó a un chico discapacitado en una combi y pasó tres horas encerrado

Un chofer se olvidó a un chico discapacitado en una combi y pasó tres horas encerrado

El conductor volvió a su casa sin advertir que el chico había quedado dentro del vehículo. El hombre fue despedido de su puesto.

Un adolescente discapacitado estuvo encerrado tres horas en una combi luego que el chofer olvidara bajarlo en el colegio y retornara a su casa sin percatarse de su presencia. El episodio tuvo lugar en la localidad misionera de El Soberbio, en la frontera con Brasil.

Al hallar al menor, se encontraba con mucha sed, transpirado, con la piel enrojecida y sólo atinó a pedir agua y su merienda. Había pasado toda la siesta encerrado en el transporte y las consecuencias no fueron peores porque el chofer dejó entreabiertas las ventanillas del vehículo cuando bajó en su casa.

En El Soberbio, una combi que pertenece a la Municipalidad se encarga de trasladar a los estudiantes que tienen algún tipo de discapacidad. Guillermo, de catorce años, es uno de ellos, quien además de concurrir a la Escuela Especial 42 cuatro veces a la semana, asiste a los talleres de integración de la Escuela de Frontera 671.

El lunes a las 13 horas, el conductor de la combi, Diego Fernández, retiró al chico de su casa y lo llevó junto a otros menores al colegio. En el trayecto, Guillermo se habría quedado dormido en uno de los asientos posteriores, situación que no fue advertida por el conductor.

La familia del chico vivió momentos de enorme tensión a media tarde, cuando la niñera fue a retirar al menor a la Escuela de Frontera y allí le comunicaron que no había asistido. Rápidamente, se dirigió a la escuela especial, donde tampoco estaba.

Los intentos por contactar al chofer resultaron vanos hasta que el director de Acción Social de la Municipalidad, Gabriel Damer, pudo hallarlo en su domicilio.

Fernández admitió que no se había percatado que el adolescente se había quedado dormido en uno de los asientos. El padre de Guillermo radicó una denuncia en la Comisaría de El Soberbio y dijo que su hijo estuvo casi tres horas expuesto a temperaturas cercanas a los 40 grados.

Los padres del chico son docentes y se desempeñan en la zona rural de El Soberbio, motivo por el cual no pueden encargarse del traslado diario del menor a las escuelas donde asiste.

José Luis Acosta contó que realizó una denuncia por abandono de persona y sostuvo que “son funcionarios públicos y tienen que tener gente idónea para poder atender a niños discapacitados”.

COMENTARIOS