La estremecedora carta de un médico de guardia que se hizo viral

La estremecedora carta de un médico de guardia que se hizo viral

Un grupo de médicos logró salvarle la vida a un chico de San Vicente que llegó muerto, mientras estaban siendo agredidos por otros pacientes que se quejaban de la espera.

“Un Hospital de Mierda”, con esa fuerte frase comenzó su descargo en Facebook un médico del Hospital de San Vicente. El profesional uso las redes sociales para relatar un dramático episodio que vivió junto a sus colegas la semana pasada en el centro de salud.

La secuencia comenzó cuando llegó a la guardia un niño de un año que había estado durante media hora sumergido en una pileta. Cuando los médicos atendieron al bebé, no tenía latidos ni pulso. Estaba muerto. Sin embargo, trabajaron incansablemente para recuperarlo. Y lo lograron.

Sin embargo, un grupo de pacientes que esperaban también ser atendidos comenzaron a agredir a los médicos que estaban trabajando por la larga espera. Un vecino empezó a filmar con su celular y la situación se volvió más tensa.

“La gente no entiende que la guardia es para urgencias, y que ante un caso así la prioridad es salvar la vida de la persona que entra. Por eso escribí la carta, y para reconocer la tarea de las dos pediatras", relató Sebastián Arman, el autor del relato viral.

A continuación, la carta completa:

"Las pediatras, están con una Urgencia"... "¡Siempre lo mismo, en este hospital de Mierda!"

Siendo las 12:30, al hospital de "Mierda", llega un nene de 1 año y 4 meses, MUERTO, sin vida, después de estar media hora en el agua, se ahogó, no respira, está helado, empapado, está azul, no reacciona, no llora, no grita, no ríe y no habla. Esta en silencio, con su mirada apagada, sin brillo, con las pupilas dilatadas, que no cambian con la luz. Lamentablemente, se fue...

Pero nuevamente, como hace unas semanas atrás, las pediatras, que según dicen "nunca atienden", llegan y comienzan a luchar con la muerte, tratando de arrancarle a ese chiquito, que se está llevando en brazos. Siempre respaldadas, por excelentes enfermeros y profesionales, que ante estas situaciones se abocan al paciente, quedándose de más, fuera de horario, ayudándonos entre todos. Siendo un equipo de profesionales, pero sobre todo humano (David Landa, Monica Galeano, Griselda Bernachea Vanina Rocío Apaza Dr. Roque Matta, Dr. Daniel Ascaini)

El tiempo pasa, la pelea es dura, pero no se rinden fácil, se le hace RCP, se lo intuba, se le pasa medicación intravenosa, se rota, se lucha...

De a poco, el nene vuelve, muy lento, vuelve a la luz, a la fuerza.

El corazón despierta, late sólo, y cada latido es un alivio. ¡¡¡Volvió!!!, pero no solo, sino de la mano, de dos personas a las que admiro. Como siempre les dije, son: "Los ángeles de la guardia".

En la ventanilla siguen los gritos y los insultos hacía los chicos de admisión (Marcos Frutos, Yami Dominguez), esa gente no entiende, lo que acaba de pasar. No les importa, estamos para servirles y atender su dolor de garganta, que es lo más importante de este mundo. Es una guardia, para urgencias, como la que acaba de pasar. Pero ellos llevan horas esperando y en el hospital de "Mierda", nunca atienden.

Llega un ridículo con un celular filmando la puerta y hablando estupideces, lo hacemos pasar y le mostramos el nene, se queda pálido y se calla la boca (al menos por un rato).

El chico sale derivado, a las 19:15hs con pronóstico reservado, Dios dirá, ya 2 de sus ángeles, hicieron su trabajo.

Quizás deberían ver que detrás de esa puerta, que están pateando, estamos haciendo lo que tenemos que hacer.

Sí querés un certificado, una receta, antibióticos por una faringitis de hace dos semanas, tu diarrea, etc., etc., vas a tener que esperar, lo que sea necesario. Ahora si realmente lo necesitás, si está corriendo peligro tu vida, vas a pasar antes que nadie, para eso es la guardia.

Mientras tanto, pagá la cooperadora así no te quejas de la infraestructura, pagá tus impuestos, no faltes a los turnos, colaborá haciendo cursos de RCP, cuidá a tus hijos, cuidate vos, etc. Ayudá, serví...

En el hospital de "Mierda" te van a atender... Las pediatras mastican la bronca, se sacan los guantes, se acomodan el pelo, toman algo y salen a llamar a sus pacientitos. Ahora van a ver a tu nene con la tos de 1 semana, al que se lastimó por tus descuidos, etc. Luego de estar 7 hs en el Shock Room, te van a atender. Así que tranquilo, maleducado e irrespetuoso, que ya vas a entrar. Ahora vas vos.

Estas palabras son para darles mi cariño y respeto eterno, ¡a ambas! ¡Las admiro!

En nombre de la comunidad: ¡Gracias, por tanto! ¡Perdón por tan poco!

COMENTARIOS