Un empresario italiano fue hallado baleado y calcinado
BARRIO DE PALERMO. ESTABA DESAPARECIDO DESDE HACE DOS SEMANAS

Un empresario italiano fue hallado baleado y calcinado

Lo encontraron en Zárate. Estuvo involucrado en una causa por narcotráfico en 2016, pero terminó sobreseído.

Un hombre que hace una semana apareció calcinado y ejecutado a balazos por la espalda en el partido bonaerense de Zárate fue identificado ayer como un empresario agropecuario de nacionalidad italiana que había sido denunciado como desaparecido en Palermo hace dos semanas.
Por las características del crimen y por otros indicios que por estas horas son objeto de análisis, los investigadores del caso no descartan que el homicidio esté vinculado con el narcotráfico.
Llamaron la atención tanto la profusión de viajes internacionales de la víctima, algunos, entre la frontera con Bolivia y Puerto Iguazú, y otros hacia Uruguay, como el hecho de que sus allegados, al denunciar su desaparición, sugirieran que el hombre podía haber sido objeto de un “hecho ilícito”.
Según informaron ayer fuentes policiales y judiciales, la víctima es Vittorio Piva, de 46 años, ingeniero, y empresario rural dedicado a la soja, vivía en el barrio porteño de Palermo y estaba desaparecido desde el 12 de este mes.
El crimen ahora es investigado por el fiscal de Zárate Alberto Gutiérrez y por detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Zárate-Campana, quienes desde el jueves pasado intentaban identificar un cadáver que había aparecido calcinado y baleado en un campo del kilómetro 10 de la ruta 193, que une San Andrés de Giles con Zárate.
El miércoles, expertos en necropapiloscopía de la Policía Científica bonaerense pudieron identificar a ese NN gracias a que lograron regenerar las huellas de los únicos tres dedos del cadáver que no habían quedado deteriorados por las llamas.
El cadáver del hombre nacido el 4 de noviembre de 1971 en Milán apareció entre unos pastizales, carbonizado casi por completo, boca arriba.
Los peritos detectaron que en la espalda presentaba al menos cuatro heridas de bala.
“Creemos que lo mataron por la espalda y luego lo calcinaron para borrar evidencias. Es una ejecución del tipo mafiosa”, dijo un jefe policial.
Dos fuentes policiales revelaron que Piva fue detenido hace unos años en el centro porteño en el marco de una causa de drogas, en la que se secuestró cocaína. Pero señalaron que al cabo de unos meses fue liberado y sobreseído porque el procedimiento en el que fue detenido fue declarado nulo por la Justicia federal.
Llamó la atención de los investigadores que el pedido de “búsqueda de paradero” se hubiera activado el 22 de este mes, diez días después de la efectiva desaparición de Piva y cuatro días después de que llamaran al 911 para denunciar la presencia de un cadáver carbonizado en la estancia El Tatú, a la altura de Chenaut.
Detectives federales fueron al domicilio donde residía Piva pero constataron que estaba cerrado. Lo último que se sabía era que el día de su desaparición, el 12 de este mes, iba a tener una reunión de negocios vinculada a la soja en Zárate.

COMENTARIOS