Venden corpiños especiales para mujeres sometidas a una mastectomía

Venden corpiños especiales para mujeres sometidas a una mastectomía

En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, un supermercado y una diseñadora que pasó por una mastectomía ofrecen una línea especial de corpiños para mujeres que atravesaron cáncer de mama.

De acuerdo al Instituto Nacional del Cáncer, el cáncer de mama es el cáncer de mayor incidencia en mujeres, con una tasa de 71 casos por cada 100.000 mujeres.

Para esta enfermedad la detección temprana es fundamental, ya que los tumores de menos de 1 centímetro tienen hasta el 90% de probabilidades de curación.

En este contexto, la asociación civil MACMA (Movimiento Ayuda Cáncer de Mama) presentó junto a Carrefour Argentina un corpiño para mujeres que pasaron por una mastectomía.

El producto, que está disponible en las góndolas de ropa interior, tiene un costo de 400 pesos y puede adquirirse en 3 colores (blanco, negro y beige) en talles que van del 90 al 105, tiene breteles anchos ajustables en la espalda, cierre frontal para una mayor comodidad e incluye una abertura para prótesis.

La presidenta de MACMA, Marta Mattiussi, expresó su satisfacción por "ser parte de esta hermosa iniciativa en la que el foco está puesto en las necesidades de un grupo de mujeres".

"Siempre hablamos desde MACMA de la escucha activa, como un medio para ayudar y acompañar a las mujeres con cáncer de mama, y este corpiño es una muestra de esto. Sabemos que un producto con estas características será muy valorado por quienes han pasado por esta situación, porque mas allá de ser una prenda cómoda, representa la voz la de muchas mujeres", comentó Mattiussi.

A su vez, el director de Asuntos Corporativos y Recursos Humanos de Carrefour, Leonardo Scarone, destacó que se ofrece el producto como consecuencia de "los comentarios de mujeres que pasaron por la enfermedad".

"A partir de esta escucha nos dimos cuenta de que las mujeres que atraviesan una mastectomía tienen dificultades para encontrar un corpiño que se adapte a sus necesidades, y que pueda conseguirse en donde se venden todos los corpiños, a un precio accesible", señaló Scarone.

Pero la línea del supermercado no es la única. Ana Paula Borbolla es diseñadora indumentaria y tras superar la enfermedad hace seis años diseñó "Hijas de María", diseña y vende desde 2016 una marca de corpiños y bikinis pensada para mujeres que pasaron por lo mismo.

"Durante el tratamiento me había hecho bastante devota de la Virgen de la Medalla Milagrosa. Así que busqué en su historia algún disparador y encontré el nombre Hijas de María. Además, me encantó porque mi mamá y abuela se llaman María". La diseñadora reconoce que heredó la profesión de su abuela. En el barrio, todos conocían a su madre y tía por ser "las hijas de María", la modista.

"Una vez, una chica adentro del probador me dijo: 'No tuve corpiños tan lindos ni cuando tenía las dos mamas'. Sé lo que es mirar ahí y ver una cicatriz. Así que poder usar un corpiño lindo y liviano es muy importante. Me hace bien escuchar y poder transmitir un mensaje de esperanza", subraya Ana Paula.

COMENTARIOS