Atraparon a una ladrona buscada desde hace 9 años
ES DE PARAGUAY

Atraparon a una ladrona buscada desde hace 9 años

La buscaban por un golpe comando y una fuga de la cárcel. Registra homicidios y secuestros.

La Policía detuvo el miércoles por la noche en la localidad bonaerense de Ingeniero Budge a Blanca Rosa González, acusada en Paraguay de ser líder de una banda que cometía asaltos y secuestros extorsivos y que permanecía prófuga desde hace 9 años.
El Departamento de Homicidios de la Policía Bonaerense encontró a la delincuente y comenzaron trámites de extradición a Paraguay.
La mujer está acusada de liderar la banda que el 27 de abril de 2009, asaltó la Cooperativa de la ciudad paraguaya de Fernando de la Mora, a apenas 45 kilómetros de Clorinda en Formosa. El ataque en el barrio Ita Ka’Aguay fue con fusiles y el guardia de seguridad recibió una bala, en un hecho en el que la organización se llevó poco más de 48 millones de guaraníes, equivalentes a 8.100 dólares a valor actual.
Según la Policía, la delincuente vivía hace al menos dos años en Ingeniero Budge, en una casa en la esquina de Palma e Itatí.
Se movía de noche, no tenía un trabajo visible, vínculos con vecinos. La fuerza había llegado a ella a través de un dato de calle, una versión de que una bandida paraguaya “extremadamente peligrosa y de apellido González” se refugiaba en la zona.
El dato coincidía con un pedido de captura tramitada por Interpol. El caso recayó en manos del juez federal Federico Villena.
No se resistió cuando la esposaron, no le encontraron armas mientras la allanaban, ni siquiera un celular. Tenía la apariencia cambiada, con trenzas falsas de apliques en el pelo.
Su última foto conocida, publicada por el diario ABC Color de Paraguay, la mostraba con el pelo color bordó hasta los hombros en vez de trenzas bahianas.
Entre los hechos que se le adjudican, en su prontuario figura una fuga de una cárcel de mujeres de Paraguay en 2006, en un golpe comando dado por otros integrantes de su banda.
En total, la Justicia del país vecino dictó 23 pedidos de captura nacional e internacional por los robos, secuestros y homicidios.
La mujer, de 42 años, no dejó rastros y creció su figura en el hampa del Paraguay, alimentada también por un episodio que la colocó frente a una integrante de un grupo paramilitar que fue detenida en el mismo penal.
Se trata de la pelea que zanjó a puñaladas contra la vocera del Ejército Popular Paraguayo, Carmen Villalba, quien lideraba la formación armada y era, a la vez, su vocera.
El caso es a dos semanas de ese episodio, González robó dos fusiles a militares paraguayos, amenazándolos con un cuchillo.

COMENTARIOS