Detuvieron a 8 prefectos  por un caso de gatillo fácil
INSEGURIDAD

Detuvieron a 8 prefectos por un caso de gatillo fácil

Los efectivos mataron a balazos a un hombre en un control de tránsito en la zona sur de la ciudad. Estaba casado y había sido padre por primera vez, hacía 40 días.

Un caso de gatillo fácil conmocionó a los vecinos del barrio porteño de Parque Patricios: un joven de 26 años fue asesinado el domingo a la madrugada y la división de Homicidios de la Policía de la Ciudad decidió detener a ocho efectivos de la Prefectura Naval Argentina, a quienes investiga como responsables del crimen.
La víctima es Cristopher Rego, un joven que había sido padre hacía 40 días y que perdió la vida a causa de dos disparos de bala. El incidente provocó el accionar inmediato de la policía porteña y, de acuerdo con sus características, podrá tratarse de un caso ejemplar de exceso de violencia por parte de las fuerzas de seguridad.
El hecho ocurrió cerca de las 2 de la mañana del domingo en la intersección de las calles Ancaste y Monteagudo, en el sur de la Ciudad de Buenos Aires. Jorge Rego, el padre de la víctima, contó a los medios los detalles de lo sucedido.
“El estaba en su casa con un amigo, Martín. Este chico le dijo a mi hijo ‘Bochita, ¿me llevás a casa?’ Y mi hijo accedió”, relató el hombre.
Y continuó: “El había comprado una camioneta (Peugeot Partner) hacía diez días. Se la había comprado a un amigo. Cuando se iba de la casa de Martín, parece que lo pararon en un control de la Prefectura. Él se dio cuenta de que se había olvidado los papeles de la camioneta en lo del chico que se la vendió, se ve que se asustó y no se detuvo en ese control. Ahí, sin mediar más palabras, estos tipos empezaron a disparar y me lo mataron”. La causa quedó en manos de Dr. Daniel Pablovsky, a cargo de la Fiscalía Nº 31. En un principio, había demasiadas dudas sobre lo sucedido. Pero la causa dio un giro inesperado, luego de que el fiscal recibiera un video de un testigo en el que se percibe cómo, minutos después del incidente, dos prefectos bajan de un auto civil junto a la camioneta chocada de la víctima, constatan que Rego estaba muerto, vuelven a su vehículo y se marchan.
Rego murió a causa de un disparo que entró por su espalda, a la altura del pecho, y otro proyectil que ingresó por la nuca y salió por su garganta. La Policía encontró dos orificios de bala en su camioneta, pero el padre de la víctima asegura que al menos hubo ocho disparos. “Mi consuegro dice que hubo ocho tiros al menos. El que disparó fue un prefecto, pero los otros siete ayudaron a intentar limpiar la escena del crimen y llevarse las vainas”, afirmó Jorge Rego ante la prensa.
La División Homicidios de la policía porteña también realizó allanamientos en puestos de la prefectura ubicados en Barracas, Bajo Flores y Villa Soldati, también en un establecimiento dentro de la Villa 20, donde solía reunirse personal de la misma fuerza de seguridad.

COMENTARIOS