Cada vez hay más espacios en la ciudad que fomentan actividades artísticas.
Cada vez hay más espacios en la ciudad que fomentan actividades artísticas.
LOS REDUCTOS DE LA CULTURA EN JUNÍN

Crecen los espacios culturales que fomentan actividades artísticas en Junín

Surgieron en distintos tiempos, bajo diferentes circunstancias, pero sus impulsores son todos hombres que quisieron crear espacios donde la cultura sea a abierta la comunidad, para aquellos que quieran apreciarla y a costos populares.

En Junín existen varios espacios cuyo objetivo es difundir la cultura sin fines comerciales, que convocan a artistas locales y regionales, incluso de otros lugares del mundo, que se expresan a través de la música, el canto, la danza, el teatro y la plástica.
Con distintos orígenes pero un mismo fin, fomentar la cultura, han surgido en épocas y circunstancias diferentes, lugares donde el arte, a través de sus expresiones, constituye un alivio para el espíritu y el ánimo de las personas.

La Casa del Pueblo
Entre las más antiguas está la Casa del Pueblo, ubicada en Pellegrini 76, al lado de la Biblioteca “Juan B. Justo”, del partido Socialista.
Juan Gago, integrante de la Fundación Casa del Pueblo, en diálogo con Democracia manifestó que se están conectando con distintos espacios de otros lugares, para organizar eventos culturales, como el que se hace los jueves, desde las 21.30, con diferentes ramas artísticas. “Nosotros apoyamos la cultura pero no tenemos para pagarle a esos artistas, por eso le brindamos para que ellos puedan ensayar y mostrar la obra. Hacemos eventos durante la semana: cine de los miércoles, el Barcito Cultural de los jueves, el viernes, teatro y el sábado, hip hop y para recaudar, la pollada de los domingos”, explicó Gago.
“Queremos remodelar el espacio, poner el gas y calefacción ya que este es un lugar muy amplio, arreglar y pintar las paredes. Que esté en mejores condiciones no solo en lo que hace a infraestructura sino también contar con equipos de sonido, para que pueda ser utilizado por las bandas”, apuntó.
El entrevistado dijo que si bien la economía estaba complicada, la Casa del Pueblo apuntaba a dar un espacio a la gente que quizá no puede acceder a otros espacios por cuestiones económicas u otras, para que ellos pudieran mostrar su arte.

La Casa de la Cultura
La Casa de la Cultura, en Belgrano 32, funciona desde marzo de 2015, impulsada por la O.N.G. Pensar Junín, creada en el 2010. En diálogo con Juan Manuel Pavón, miembro de esta organización, explicó a Democracia que se sustenta con lo recaudado en la barra de los eventos que se llevan a cabo los fines de semana (viernes y sábados) además de las donaciones o aportes que se reciban esporádicamente. “Hace poco firmamos convenio con el Instituto Nacional de la Música (INAMU) y nos dieron subsidio para compra de equipo de sonidos e iluminación. Es parte de los Ciclos estables de Música en Vivo, programa nacional de INAMU”, explicó Pavón.
Como la casa es alquilada, esto también significa una erogación importante. “El costo es altísimo, de hecho con el tema del gas y la luz, los alquileres, los precios de los insumos, etc. todo está muy cuesta arriba. A principios de año pensamos en cerrar la casa porque las cosas no iban bien, pero finalmente decidimos seguir hasta donde se pueda, es así que la casa se alquila para eventos sociales, cumpleaños, fiestas, para poder generar ingresos”, dijo el entrevistado.
“El tema es que no queremos cobrarle a las bandas que tocan acá – afirmó Pavón-. Yo soy el vicepresidente de la TAMI (Asociación de Músicos de Junín) y justamente se logró que en Junín las bandas no toquen para pagar, que antes se daba en los show en vivo. Ahora con la TAMI logramos que los bares tengan sonido propio, operador y las bandas no tengan que pagarlos, sino que vayan a tocar y no deban abonar cosas extras. En la Casa de la Cultura, lo que saquen los músicos por venta de entradas es para ellos y la casa les da de comer y tomar”.

La Casa de títeres cubana
Desde hace poco más de un año existe la Casa de títeres cubana en Junín, ubicada en Lavalle 1511, entre niñas de Ayohuma y Carlos Gardel.
Fue inaugurada en abril de 2017, contando con una sala para conferencias y talleres llamada Meñique y se está pensando en agrandar este espacio, que fue construido por las titiriteras cubanas Geraidy Brito y Yaqui Saiz.
El objetivo de las cubanas es la creación de un lugar especializado en teatro de títeres que brinde funciones a niños, jóvenes y adultos todo el año, con exponentes del arte titiritero nacional e internacional, por eso, en agosto próximo está previsto que se haga allí el 2do. Festival internacional de títeres. ”Todas las actividades serán realizadas por profesionales de este arte”, aseguraron Geraidy y Yaqui, para luego destacar: “la casa fue construida con nuestras manos, en base a plata y sudor. Antes no se creía en las cubanas, pero ya es inevitable y saben que cuando dicen o prometen que van a hacer algo lo cumplen. Muchas veces se han acercado para preguntarnos si Petrecca nos dio el terreno o si Cristina (la ex presidente) ayudó, o quien fuera pero no. Esto se logró en base a esfuerzo, alegría y lágrimas, nadie excepto las familias que pagan su entrada para ver nuestras funciones y las giras internacionales que hacemos, el trabajo que hacemos y gestionamos, nadie ha dado plata para nada“.
“Una buena noticia es que acaban de venir los tíos de Yaqui y nos compraron todo el techo del teatro, más 6.000 ladrillos. Así que pronto vamos a estar otra vez de albañiles”, explicó Geraidy.

La Casa “Dante Balestro”
La Casa Popular “Dante Balestro”, situada en General Paz 775, es un lugar donde el arte y la cultura tienen su base, en el barrio Belgrano. En el año 2005 la ONG Viva la vida, alquila esta casa y crea el espacio cultural “Dante Balestro”, cuyo nombre recuerda a un ciudadano ilustre, ejemplo de vida y de la cultura local. La actividad que se lleva adelante son eventos de piano bar, teatro, exposiciones plásticas, de humor y fotografías, y presentaciones de libros.
La ONG trabaja en la prevención de enfermedades infectocontagiosas y adicciones. Hoy colabora con el proyecto “Nocaut a las drogas”. Por otra parte, la Casa Popular “Dante Balestro” se financia con las publicidades del diario en papel Imagen Deportiva y con la colaboración de socios. Cabe aclarar que “La voz de los barrios” ahora es digital y fue el primer órgano de la ONG. Es decir Viva la Vida cuenta con dos herramientas periodísticas y la Casa Popular. Héctor Pellizzi y Luciano Toledo, presidente y vicepresidente de esta organización que sostiene al espacio popular.
“Hay un grupo importante de jóvenes ligados a la Escuela Xul Solar y otros que hacen teatro, también artesanos, poetas, escritores y plásticos que conforman la Casa Popular ‘Dante Balestro’”, dijo Héctor Pellizzi, quien actualmente está en Brasil.
Por su parte Luciano Toledo destacó la capacidad de autogestión del espacio, con una comisión formada recientemente, compuesta por jóvenes y trabajadores. “La casa se ha agrandado, se tiró abajo una pared y se agrandó el salón, con piso de pinotea, realizándose varietés, recitales de tango, presentaciones de libros, festivales de poesía, y recién estamos comenzando”, afirmó Toledo, al ser entrevistado por Democracia.
“La idea es que la apertura a la comunidad también incluya talleres culturales a cargo de artistas de Junín y la zona”, explicó.

847 Estación de Arte
La Estación de Arte 847 está ubicada en Lartigau 847, Villa del Parque. Fue inaugurada el 13 de Junio del 2015. En diálogo con Democracia, el doctor Normando Córdoba, uno de los gestores de este espacio, explicó: “Se inauguró después de un año largo de imaginarlo y construirlo en el galpón donde, en otro tiempo existió una barraca, la Barraca Pallín según me contó Hugo “Titi” Culaciatti, conocedor del barrio. Se inauguró con una muestra del artista visual Oscar “Grillo” Ortiz, “Continuidad Efímera” y nos acompañó el grupo de Jazz “Maula Trío”. Desde su primer momento hicimos el “Club de Lectura” donde aficionados a la literatura nos juntábamos a compartir la experiencia del cuento seleccionado, estas reuniones desde el principio fueron vitales para el funcionamiento del espacio; a poco tiempo de comenzar más de veinte personas nos reuníamos con enorme entusiasmo. Recuerdo que durante el primer mes leímos a Ryunosuke Akutagawa, Nicolai Gogol, Oscar Wilde y Raymond Carver. También tuvimos la suerte de interesar a Salvardor Roseli quién hizo funcionar el CineClub en 847 a pocos meses de la inauguración”.
Sobre la gestión de la actividad de 847, el médico nombró al Ingeniero Gustavo Pera, quien se dispuso “sin otro interés más que su amistad y sus motivaciones intelectuales a acompañarme en este (cómo dice frecuentemente) extraño emprendimiento”.
“Desde entonces compartimos la gestión y actualmente es quién dirige la programación del cine847; él está a cargo de la presentación y coordinación del debate posterior. Con Gustavo discutimos cada una de las actividades seleccionadas y le vamos dando vida al lugar. Ninguno de los dos tiene una carrera en el campo del arte, pero recurrimos frecuentemente a referentes que se brindan generosamente. Tanto Andrés Russo como Silvina Torviso nos ayudan, y la verdad es que es muy gratificante contar y aprender de ellos”, dijo
Sobre los objetivos de los gestores de EA847, el principal es generar encuentros para compartir expresiones artísticas, culturales en diversos formatos. “Hemos tenido muestras de arte visual, cine, análisis literario, conferencias sobre literatura, antropología y lingüística, obras de teatro, performans y conciertos musicales. La mayoría de estos eventos son libres y gratuitos o se sugiere una contribución para afrontar algunos gastos”, apuntó el doctor Córdoba.
“Nuestra idea a futuro es brindar, a cada vez más personas, ese encuentro colectivo con el arte. Creemos que eso nos permite pensar, crecer y aprender más sobre el mundo que nos rodea y sobre nosotros mismos (aunque la verdad es que se hace por el puro placer). Son los artistas con sus obras quienes nos permiten acceder a ciertos lugares”, dijo.
Sobre la actividad en este mes de junio, mencionó a que el viernes 8 estuvo el grupo Literario “La Piara”, que hicieron una performance literaria con acompañamiento musical, un espectáculo que va entre el teatro leído y la radionovela de obras escritas por ellos, más canciones.
“En literatura hemos comenzado hace dos meses con un ciclo de Literatura Latinoamericana dirigida por el Divulgador Cultural Andrés Russo, los encuentros son los miércoles de 20:30 a 22:00. El Cine847 continúa los domingos desde las 20:30. Y el sábado 23 de junio inauguramos la segunda muestra del año ECLECTICA II curada por María Eugenia Avendaño. Cinco artistas mujeres traerán sus obras a nuestra galería y permanecerán un mes para ser visitadas”, adelantó.

COMENTARIOS