La Cámara de Diputados ante un debate histórico
POR EL ABORTO

La Cámara de Diputados ante un debate histórico

Habrá hoy reunión conjunta de comisión y se firmará el dictamen de mayoría. Mañana llegará al recinto, donde se espera una sesión maratónica.

La Cámara de Diputados comenzará este martes el tramo final del extenso debate por la legalización y despenalización del aborto -hubo más de 700 expositores desde el 10 de abril hasta el 31 de mayo- con una reunión de comisión conjunta de Legislación General, Legislación Penal, Familia y Mujer, y Salud en la que se emitirá un ajustado dictamen de mayoría a favor del proyecto, con las modificaciones introducidas el último jueves, que tiene como cabecera al presentado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito.
Un día después, el miércoles 13, la discusión llegará al recinto, en donde se espera una sesión maratónica de al menos 20 horas -comenzará a las 11- con resultado impredecible debido a los indecisos que aún restan definir su voto. También habrá manifestaciones a favor y en contra de la norma, por lo que se está coordinando un mega operativo de seguridad con el Ministerio que conduce Patricia Bullrich y la ciudad de Buenos Aires.
Los diputados de más experiencia coinciden en que es imposible adelantar la votación. El “poroteo” es el más ajustado de los últimos años y, como nunca, los indecisos serán los que definan. Por eso las presiones y las negociaciones no cesarán hasta el mismo miércoles. Y muchos legisladores no quieren dar a conocer su voto para evitar ser abordados.
Cambiemos es el interbloque que más internas tiene. Quedó demostrado con la foto de pañuelos verdes y la contra-foto organizada por Gabriela Michetti, con pañuelos celestes y el lema “Salvemos las dos vidas”. Aunque sus actores lo minimicen: “No hay conflicto interno. El Presidente pidió que haya un debate, que todos se expresaran y eso incluye a los funcionarios”. Pero también hay llamados desde sectores eclesiásticos. Por ejemplo, la UCA se contactó con varios diputados del interior para que “escuchen su postura”.
Sin embargo, hubo quienes, por lo bajo, mostraron su bronca: “Fue innecesaria la contra-foto. Podrían haber hecho cualquier otro tipo de acto, pero generaron una rivalidad. Esto no es Boca-River. Además, lo nuestro era más lógico porque en el Gobierno las principales voces ya habían dejado clara su postura en contra”, describió un importante diputado. Se refería a Mauricio Macri, María Eugenia Vidal (desde Roma, en donde se reunió con el Papa, mandó un mensaje a su gabinete para que asistiera a la foto), Marcos Peña y Horacio Rodríguez Larreta.
En el oficialismo saben que los indecisos no son más de 10. Lo que más preocupa es que son todos “votos volubles”. Pero también tienen sus conteos. Por ejemplo, el último del grupo en contra dio que tenían 130 votos seguros, proyectando a los indecisos.
Los que están a favor no aseguran su victoria, pero tampoco la dan perdida. Hoy se ven dos votos abajo. Pero hay una variable que será determinante: los ausentes y las abstenciones.

COMENTARIOS