Un ex futbolista de Argentinos fue condenado por un crimen
SOCIEDAD

Un ex futbolista de Argentinos fue condenado por un crimen

Pese a la confesión de su papá, Luciano Cabral (23), una de las promesas surgidas de las divisiones inferiores de Argentinos Juniors, fue condenado a nueve años y seis meses de prisión por el crimen del murguero Joan Villegas.
El homicidio de Villegas (26) ocurrió en la madrugada del 1 de enero de 2017 en General Alvear, al Sur de Mendoza.
Ayer, en San Rafael, el Tribunal conformado por los jueces Ariel Hernández, Julio Bittar y Carlos Parma también encontró culpables del asesinato a José “El Mono” Cabral (42) y Axel Olguín (20), padre y primo del futbolista de 23 años, respectivamente.
La mayor pena recayó sobre José Cabral, quien se adjudicó la autoría del crimen intentando desligar a su hijo y fue condenado a 16 años de prisión. Mientras que Olguín recibió 8 años de cárcel.
La familia de Villegas avisó que apelará la sentencia, ya que no están conformes porque los jueces los condenaron por “homicidio simple” cuando la imputación era por “homicidio agravado por la participación de menores”.

Las últimas palabras
“Soy inocente, consideren mi situación”, fueron las últimas palabras de defensa que esgrimió Cabral, que antes del crimen jugaba en Atlético Paranaense de Brasil, antes de conocer la sentencia. Sin embargo, para los jueces las pruebas en su contra fueron contundentes y complicaron su coartada.
Tras entregarse a la Policía, dos días después del crimen, Cabral aseguraba que no estuvo presente en el lugar del asesinato ya que estaba durmiendo en la casa de una tía. Pero la declaración de un testigo que lo vio en la escena y, fundamentalmente, la confirmación de que manchas de sangre de Villegas estaban en sus zapatillas lo obligaron a cambiar su estrategia.

COMENTARIOS