3 secretos para lograr una milanesa perfecta
DÍA DE LA MILANESA

3 secretos para lograr una milanesa perfecta

En el Día de la Milanesa, estos consejos nos enseñan a mejorar y disfrutar el gran clásico argentino.

El 3 de mayo es un día que pocos conocen pero muchos celebran. Aunque tranquilamente podría serlo todos los días, hoy es oficialmente el día de la milanesa gracias a una acción promovida en las redes sociales hace unos años. Así que hoy hay una excusa más para hablar del plato casero preferido de los argentinos, y por qué no aprender a prepararlo cada vez mejor.

Aquí te dejamos tres secretos para que tus milanesas sean la envidia de todos:

La clave para la milanesa perfecta es la elección del corte de carne. La nalga es la preferida. Se corta de un centímetro de espesor y de ahí al adobo, en una fuente que se guarda en la heladera por lo menos por una hora. El adobo tiene sal, ajo, perejil y vinagre, aunque los mejores resultados se obtienen con un buen chorro de vino blanco.

Luego viene el segundo secreto: aplastarlas hasta que queden de ½ cm. Hay que usar fuerza y no escatimar bronca, porque "si la carne está correctamente 'golpeada' se adhieren correctamente el huevo y el pan".

El tercer tip es el más polémico: espolvorear la carne con harina antes de arrancar con la golpiza. Algunos creen que la harina es fundamental para que salga crocante pero su función no es esa. Muchos la sumergen antes en harina para que se pegue bien la mezcla de huevo.

Una vez apiladas las milanesas, hay que comenzar con la fritura o llevarlas al horno. ¡Y a disfrutar!

COMENTARIOS