El Papa Francisco recibió a víctimas del párroco Karadima: "Conocimos un rostro amigable de la Iglesia"

El Papa Francisco recibió a víctimas del párroco Karadima: "Conocimos un rostro amigable de la Iglesia"

Tres víctimas de abuso visitaron al Sumo Pontífice en el Vaticano. Esperan sanciones ejemplificadoras.

Las víctimas de abusos sexuales del párroco chileno Fernando Karadima que visitaron al papa Francisco en el Vaticano, Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo, señalaron hoy que conocieron "un rostro amigable de la Iglesia" luego de sus reuniones con el pontífice, aunque advirtieron que ahora esperan "acciones ejemplificadoras".

"Durante casi 10 años hemos sido tratados como enemigos porque luchamos en contra del abuso sexual y el encubrimiento de la Iglesia. Estos días conocimos un rostro amigable de la Iglesia, totalmente diferente al que conocimos antes"; plantearon hoy en una conferencia de prensa en Roma.

"El papa nos pidió formalmente perdón a nombre propio y a nombre de la Iglesia universal", dijeron Cruz, Hamilton y Murillo tras las reuniones individuales y una grupal que tuvieron con Jorge Bergoglio entre el viernes y el lunes.

"Reconocemos y agradecemos este gesto y la enorme hospitalidad y generosidad de estos días", agregaron los hombres que fueron alojados en la residencia pontificia sin cargo y que llegaron al Vaticano con pasajes pagados por la Santa Sede.

Cruz, Hamilton y Murillo denunciaron los abusos de Karadima, hallado culpable por la Justicia chilena y la del Vaticano, al igual que el encubrimiento del actual obispo de Osorno, Juan Barros.

"El papa se mostró muy receptivo, atento y empático durante las intensas y largas horas de conversación", señalaron los chilenos, que sin embargo aseguraron que ahora esperan que "transforme en acciones ejemplares y ejemplificadoras sus cariñosas palabras de perdón. De no ser así, todo esto será letra muerta".

Durante el encuentro con periodistas en la sede de la asociación de prensa extranjera de Roma, calificaron a los abusos por parte de miembros de la Iglesia como "una epidemia que ha destruido miles de vidas de niños, niñas y jóvenes".

Durante las reuniones, Bergoglio les pidió su opinión "acerca de aspectos concretos y también teóricos del tema", señalaron al leer un comunicado conjunto.

"Le expresamos la gravedad del encubrimiento del abuso, porque lo sostiene, lo replica, lo hace impune y favorece la creación de redes de abuso dentro y fuera de la Iglesia", sostuvieron las tres víctimas.

Los hombres denunciaron durante años que Barros, actual obispo de Osorno, presenció y encubrió losataques sexuales de Karadima, quien era párroco de El Bosque en Santiago de Chile cuando ocurrieron los ataques.

COMENTARIOS