Asesinaron a un argentino amenazado en Ecuador
CRIMEN

Asesinaron a un argentino amenazado en Ecuador

Se llamaba Roberto Domínguez y tenía 36 años. Estaba trabajando en un hostel de la localidad de Loja, cuando un turista irlandés lo apuñaló en el abdomen. Reclaman que sus restos sean repatriados. Había advertido en Facebook la violencia del acusado.

Un argentino fue asesinado de una puñalada en el abdomen por un hombre. En un principio se había difundido que el homicida era británico, pero luego se confirmó que es de origen irlandés. La víctima estaba pintando un mural en una hostería de una zona turística de Ecuador, donde terminaron con su vida.
Desde la Dirección General de Asuntos Consulares confirmaron a la prensa que “el ciudadano argentino Roberto Alejandro Domínguez, de 36 años, falleció el 23 de abril en la localidad de Loja, Ecuador, tras haber sido apuñalado por el ciudadano irlandés Alwyn Peter Millen, que permanece detenido desde los hechos”.
La hermana de la víctima, Elizabeth Domínguez, había acusado a la embajada argentina en Ecuador de no ocuparse de repatriar el cuerpo. "Acá estamos tratando de que la embajada se ocupe de traer el cuerpo. Pero aún nadie se comunicó ni para informarnos lo que sucedió con mi hermano; además nos enteramos por gente ecuatoriana que nos contactó por las redes", dijo a la prensa metropolitana.
Respecto a los motivos del asesinato, Elizabeth Domínguez dijo un canal porteño que "no hay testigos" que puedan explicarlo. "En ese momento estaban ellos dos solos en el piso. Estaban creo que en un segundo piso y no había nadie", sostuvo, en referencia al hostel donde se produjo el crimen.
"Hoy me llegó una información que dice que le habían pedido (a Millen) que se retire del hostel el domingo, el mismo día que sucedieron las cosas. Pero él pidió que lo dejen unas horas, que tenía que arreglar un par de cosas. Con esto estamos pensando que él programó todo. Mi hermano estaba solo en su habitación y lo atacó ya sabiendo que no había nadie en ese piso", señaló Elizabeth.
Tras escuchar los gritos, personal del hotel se acercó a la habitación. "Lo encontraron con mi hermano sobre él, boca arriba, intentando ahorcarlo para que no grite. Mi hermano ya estaba apuñalado", contó Elizabeth. Agregó que tuvieron que agarrarlo entre tres personas para lograr que lo libere.
La mujer asegura que su hermano nunca le había mencionado a Millen. "Sí hizo un pedido de seguridad, creo que hizo una denuncia, porque hubo una mujer que fue agredida por esa persona y mi hermano estaba preocupado", cuenta.
El propio Roberto había alertado sobre la situación en un grupo privado de Facebook. "Probablemente soy la persona más desafortunada con vida, la semana pasada quería advertir a una amiga mía sobre el tipo irlandés que apuñaló a la mujer canadiense. No solo no se fue, sino que vivía en un albergue cerca del parque, el mismo albergue donde vivía mi amigo", posteó.

COMENTARIOS