Podrían liberar a un menor en la causa por el colectivero
INSEGURIDAD

Podrían liberar a un menor en la causa por el colectivero

El fiscal Emilio Spatafora fue quien hizo el pedido en favor del menor. Su solicitud será resuelta por el juez de Garantías Rubén Ochipinti.

A pocas horas de que se detuviera a un hombre en el marco de la causa por el crimen del colectivero Leandro Alcaraz, a quien asesinaron el domingo pasado de dos balazos, el fiscal pidió liberar al joven de 17 años que estaba preso, por considerar que no hay pruebas suficientes en su contra.
El fiscal Emilio Spatafora fue quien hizo el pedido en favor del menor. Su solicitud será resuelta por el juez de Garantías Rubén Ochipinti, informaron fuentes judiciales.
En tanto, la detención realizada en las últimas horas durante una serie de allanamientos en el mismo barrio donde ocurrió el crimen de Alcaraz fue a raíz de las indagatorias realizadas por los jóvenes que habían sido detenidos como sospechosos del crimen.
Fuentes de la investigación aseguraron que el detenido es un hombre de 24 años y de nacionalidad paraguaya llamado Juan Alfonso Gauto, quien ya fue reconocido en rueda de presos por tres testigos presenciales del crimen de Alcaraz.


Los investigadores aseguraron que la detención de Gauto se concretó en una construcción precaria ubicada en la calle Martín García y Urundel, de Virrey del Pino, en La Matanza, a pedido del fiscal Emilio Spatafora, del Fuero Penal de Responsabilidad Juvenil de La Matanza, quien quedó a cargo de la pesquisa.
Ese procedimiento surgió tras la indagatoria del detenido Jonathan Acevedo, de 18 años, apodado "El Viejo", quien le dijo al fiscal Spatafora que los asesinos de Alcaráz habían sido "los paraguayos del fondo".
Acevedo relató que el domingo alrededor de las 16.30 se encontraba sentado en la puerta de su casa junto a dos amigos, cuando llegó su amigo (el otro detenido por el caso, que es menor de edad) y éste le contó que "dos paraguayos" habían baleado a un chofer de colectivos.
Por este motivo, se dirigió junto a sus tres amigos y su madre a la plaza de San Pedro de la localidad bonaerense de Virrey del Pino, donde ocurrió el hecho.
El imputado declaró que a la 1 del lunes policías le patearon la puerta de la casa y lo llevaron detenido a la comisaría de Virrey del Pino, donde estuvo hasta las 8 de la mañana, cuando fue liberado y volvió a su hogar a dormir.
Según consta en su declaración, durante las horas que estuvo detenido, los policías le decían a Acevedo que había sido el culpable del crimen y le sacaron muchas fotos, al tiempo que en su casa durante el allanamiento no encontraron ningún elemento incriminatorio.

COMENTARIOS