Detuvieron a un urólogo platense acusado de abusar de al menos dos pacientes
SEGURIDAD

Detuvieron a un urólogo platense acusado de abusar de al menos dos pacientes

Los denunciantes fueron un hombre y un adolescente, quienes hicieron un relato casi idéntico de la situación.

Según trascendió, dos hombres denunciaron en las últimas horas haber sido víctimas de abusos por parte del urólogo Pablo Francisco Colasi, de 44 años detenido y acusado de ultrajar sexualmente a sus pacientes. Ante estas nuevas exposiciones realizadas en la justicia, el médico suma cuatro presuntos casos de abuso sexual.
Se trata de dos hombres mayores que se unen al sujeto de 51 años que manifestó haber sido sometido a maniobras de masturbación y un menor de edad de 15 años que habría pasado por la misma situación. Según los datos que salieron a la luz, las nuevas presuntas víctimas aseguraron haber sido manoseados por el especialista en urología cuando este les realizaba un estudio. La causa se encuentra en manos de la fiscal del Crimen de La Plata, Betina Lacki, quien acusa a Colasi de “abuso sexual gravemente ultrajante” y de haber violado el protocolo de actuación en consultas de rutina para esa especialidad.
Trascendió que se trataría de un paciente mayor y un ex alumno de la Universidad Nacional de La Plata (Unlp), donde el acusado era Jefe de trabajos prácticos de la materia 'Histología y Embriología “A”', cargo que asumió en 2013.
El médico platense, que se desempeñaba en la especialidad de urología en consultorios de una clínica de Ensenada y otra de nuestra ciudad, fue detenido por orden de la Justicia penal platense.
En tal sentido, en el pedido de detención, que recayó sobre el doctor Pablo Colasi (44), dictaminado por la fiscal del Crimen de La Plata, Betina Lacki, se explicó que en la investigación se reunió “semiplena prueba o indicios vehementes” para sospechar que “el 27 de marzo de 2015, en uno de los consultorios de la Clínica de la Rivera, ubicada en avenida La Merced número 286, de Ensenada, un hombre, aprovechándose de su profesión médico especialista en urología, en circunstancia que atendía a un paciente mayor de edad, por un control de rutina sobre la próstata, abusó sexualmente del paciente, luego que lo hiciera acostar boca arriba, le bajara los pantalones y calzoncillos y se le sentara al costado para reclinarse sobre su cuerpo y colocarle una crema y gotas en su pene, comenzando a realizar maniobras de masturbación”.
En el pedido de captura, que fue consentido por el juez de Garantías Pablo Raele, se precisó que mientras el médico hacía lo antes mencionado, le decía al paciente: “Tu mujer tiene que estar contenta porque tenés una buena herramienta”.
También se destacó que el médico le dijo al paciente que le estaba haciendo esa práctica porque necesitaba “sacar una secreción para muestras” y que para ello además “debía hacer fuerza con la cola”.
La fiscal describió que la víctima le manifestó a su médico que se “sentía humillado, sin perjuicio de lo cual continuó con el mismo accionar”.
La doctora Lacki opinó que esa conducta “es por demás trascendentalmente vejatoria, no sólo porque la misma excedía la práctica exigida por el protocolo de actuación de un médico urólogo para evacuar la consulta sobre el control de próstata, sino también por las circunstancias de su realización, configurando de este modo un sometimiento gravemente ultrajante”.
En el pedido de detención la fiscal le imputó al médico Colasi otro caso similar, en perjuicio de un menor de edad, ocurrido en el 9 de noviembre de 2016, en los consultorios “Prestigio Médico” de la calle 39, entre 18 y 19, de nuestra ciudad.

COMENTARIOS