Víctima de un cáncer, murió Emilio Disi
ESPECTÁCULOS

Víctima de un cáncer, murió Emilio Disi

El actor Emilio Disi falleció ayer en el Instituto Fleming del barrio porteño de Belgrano a los 75 años, victima de un cáncer de pulmón contra el que venía luchando desde hace un año, informaron las autoridades del Multiteatro, propiedad del productor Carlos Rottemberg, amigo del comediante.
El actor se encontraba acompañado por su hijo Emiliano, su pareja Elvira, su hija del corazón Laura Ferrer y varios amigos, informaron las fuentes consultadas.
Sobre su enfermedad, la primera señal fue emitida por el propio actor a fines de octubre de 2017: “Tengo cáncer de pulmón, es una mierda lo que estoy viviendo”, dijo a los medios, e incluyó es su racha el haber tenido que abandonar la temporada teatral veraniega que planeaba en la costa atlántica y las amenazas sufridas por su hija Laura por parte de un individuo que fue su pareja, situación que está en la Justicia.
Nacido en el barrio porteño de San Cristóbal el 2 de enero de 1943, bajo el nombre de Emilio Roberto Parada, era hijo de los españoles José Luis Parada y Pura Yáñez, empleado municipal él y modista ella, y desde muy joven se sintió atraído por las luces de los escenarios, a los que accedía gracias a que su hermano mayor, Pepe Parada, promotor y productor de espectáculos de revista, fallecido en 2003.
Contrariamente a lo que sucede con algunos cómicos y humoristas de su generación y anteriores, Disi disponía de enorme información sobre el teatro clásico universal y era un hombre que podía mantener conversaciones profundas y documentadas porque, aunque pocos lo supieran, egresó del antiguo Conservatorio de Arte Dramático y participó de varias puestas del rubro.
Hizo sus primeras armas en “Don Gil de las calzas verdes”, de Tirso de Molina, “Stéfano”, de Armando Discépolo, y “El discípulo del diablo”, de Georges Bernard Shaw, con dirección de Carlos Gorostiza; ya famoso, en 1991 fue relator del cuento sinfónico para niños “Pedro y el lobo”, de Serguei Prokófiev, en el Teatro Colón.
Sus restos son velados en Zuccotti (Av. Córdoba y Thames), en el barrio de Palermo.

COMENTARIOS