Quién era Carla Vallejos Blanco, la argentina que murió en la tragedia de Nueva York

Quién era Carla Vallejos Blanco, la argentina que murió en la tragedia de Nueva York

Tenía 28 años, era correntina y licenciada en Publicidad. Estaba de viaje con una amiga, que no participó del vuelo.

Carla Vallejos Blanco es la única argentina que murió en el accidente de un helicóptero en Nueva York que cayó en aguas del East River, frente a la costa oriental de la isla de Manhattan.

Tenía 28 años, era correntina y se había graduado en Publicidad en la Universidad de la Cuenca del Plata, en esa provincia. Estaba en la ciudad norteamericana con una amiga, que no participó del vuelo.

La joven correntina era una de los cinco pasajeros del helicóptero, que lo habían alquilado como parte de su actividad turística en Nueva York. El recorrido aéreo tenía un costo de U$S 250 por persona. El único sobreviviente fue el piloto de la aeronave, que desde el lugar gritó por ayuda y fue detectado por las patrullas que supervisaban la zona.

El viaje en helicóptero estuvo a cargo de la empresa Liberty Tours y se hizo con un helicóptero modelo Eurocopter AS350. La compañía ya había registrado accidentes en 2009 y 2011. En este caso, el conductor le dijo a los investigadores que una de las maletas pudo haber presionado el botón de apagado de emergencia de combustible, lo que habría provocado la caída de la aeronave, consigna CNN.

Durante el viaje, la aeronave empezó a presentar una serie de problemas y terminó por caer a las aguas del estrecho del East River alrededor de las 20:00, hora de Argentina, según informó la Agencia Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés). Una vez en el agua, y con las hélices todavía en actividad, la aeronave se dio la vuelta y se hundió, cerca de la isla de Roseevelt. Dos personas murieron en el lugar del accidente, entre ellas Carla; mientras que las tres restantes perdieron la vida en los hospitales a los que habían sido trasladadas.

Según el reporte oficial, el piloto consiguió salir de la aeronave por sus propios medios, subirse encima y pedir ayuda a los gritos. Al advertir la situación, una flota de barcos de rescate se dirigió al lugar, ubicado a pocos metros al norte de Roosevelt Island. Los cinco pasajeros, que habían alquilado el helicóptero para hacer fotos aéreas de Nueva York, fueron sacados del agua helada por buzos.

COMENTARIOS