A 66 días del crimen, piden el juicio contra Nahir
ENTRE RÍOS

A 66 días del crimen, piden el juicio contra Nahir

El fiscal del caso dio por clausurada la recolección de pruebas y solicitó formalmente la elevación de la causa a debate. Como contrapartida, la defensa de la única acusada recusó al juez y al representante del ministerio público.

El fiscal que investiga el crimen de Fernando Pastorizzo, asesinado a balazos en Gualeguaychú el 29 de diciembre último, dio por concluida la investigación y pidió que la detenida Nahir Galarza sea sometida a juicio oral como única acusada del crimen.
El fiscal Sergio Rondoni Caffa presentó el lunes ante el juez de Garantías de Gualeguaychú, Mario Figueroa, el pedido de juicio y ahora se deberá correr vista a la querella y a la defensa para luego dar fecha para una audiencia oral.
Rondoni Caffa dio por cerrada la pesquisa a 66 días del crimen y pidió que Galarza, detenida en la Comisaría del Menor y la Mujer de Gualeguaychú, sea juzgada por el delito de "homicidio doblemente agravado por el uso de armas y la relación de pareja", el cual contempla como pena la prisión perpetua.
Por su parte, el abogado Rubén Virué, quien representa a Silvia Mantegazza, madre de Pastorizzo, aseguró que fue notificado ayer del pedido de elevación a juicio formulado por el fiscal y adelantó que reclamará para la imputada la máxima pena.
El letrado adelantó, además, que reclamará que se sume a la acusación el agravamiento por "alevosía", o sea que la víctima fue asesinada en estado de indefensión.

Defensores
Por su parte, la defensa jurídica de Nahir Galarza, integrada por los doctores José Ostolaza, Horacio Dargainz, Dario Germanier y Pablo Sotelo, presentó un contraataque solicitando la "recusación" del Juez de Garantías Mario Figueroa por "falta de objetividad" e "Imparcialidad" en la causa.
También solicitaron la "recusación" del Fiscal Sergio Rondoni Caffa por "falta de Objetividad" e "imparcialidad".
El crimen fue cometido el 29 de diciembre del año pasado cerca de las 5.30 en la vía pública de Gualeguaychú, donde Pastorizzo fue hallado malherido en la calle con uno tiro en la espalda y otro en el pecho, y su moto y dos cascos tirados a su lado.
El joven murió poco después y si bien Galarza primero declaró como testigo y dijo que había visto por última vez a su ex novio la noche anterior, luego se fueron sumando pruebas que derivaron en que la chica terminara presentándose a la Justicia y confesara el crimen.
Sin embargo, el 16 de enero, la acusada pidió ampliar su indagatoria y aportó una nueva versión de los hechos en la que aseguró que los disparos que efectuó contra la víctima fueron "accidentales".
Intentó explicar que en la primera declaración como imputada había mentido porque temió que lo culpen a su padre policía que era el responsable de la pistola calibre 9 milímetros reglamentaria que se convirtió en el arma homicida.

COMENTARIOS