A un mes de la muerte de Pérez Volpin, piden interrogar a 21 empleados de La Trinidad

A un mes de la muerte de Pérez Volpin, piden interrogar a 21 empleados de La Trinidad

El abogado de la familia dijo que la anestesista fue responsable en las maniobras de reanimación.

La familia de Débora Pérez Volpin pidió que citen a declarar a 21 médicos que colaboraron con los imputados en la causa, a un mes de la muerte de la conductora de Arriba Argentinos.

La presentación la hizo el abogado querellante Diego Pirota y abarca a los investigados en el caso, la anestesista Nélida de la Puente y el endoscopista Diego Bialolenkier, que le practicó a Débora el estudio que terminó con su vida, el 6 de febrero pasado en la clínica La Trinidad de Palermo.

La familia de Débora está convencida de que la muerte de la periodista fue por una causa vinculada al estudio y el abogado apuntó a la anestesista. Pirota argumenta que la médica "no eligió el mecanismo aconsejado de reanimación, al momento de desatarse la crisis".

Los resultados preliminares de la autopsia indicaron que el cuerpo presentaba lesiones en el esófago y el estómago que habrían sido causadas por el endoscopio. En esta línea la querella presentó un escrito en el que afirman que no están seguros que el endoscopio entregado por La Trinidad sea el mismo que se usó en el estudio. La causa fue caratulada como "homicidio culposo" y ahora se esperan los resultados de los estudios microscópicos para confirmar la antigüedad de las lesiones.

Los allegados a la periodista además están disconformes con el juez que lleva la causa, ya que en las últimas semanas rechazó algunas medidas de prueba como el análisis de los teléfonos de los médicos. Los investigados podrían haber intercambiado mensajes entre sí o con terceros con información importante para el caso.

COMENTARIOS