MÚSICA

Bandas tributo, un boom en la ciudad

Se trata de grupos que ofrecen recitales interpretando el repertorio de cantantes y grupos consagrados, sobre todo del rock nacional. En Junín cada vez hay más y para todos los gustos. Democracia recogió la opinión de los protagonistas.

Las bandas que ofrecen tributos forman parte de un fenómeno que crece en Junín. Ante cada concierto, la gente responde. Hay propuestas para todos los gustos pero las de mayor convocatoria son aquellas que rinden homenaje a los grandes del rock nacional, como Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Sumo y Soda Stereo, entre otros.
En algunos casos el poder de convocatoria sorprende. Y como en todo fenómeno también hay críticas. A continuación, la opinión de algunos de los protagonistas centrales de esta historia.
En diálogo con Democracia, el “Chila" José Chilote, guitarrista de Manicomio Kermesse (Tributo a Skay Beilinson), contó: “En nuestro caso nos divertimos, hacemos música, la pasamos muy bien y lógicamente que también hay una cuestión económica”. “A las bandas que hacemos tributos quizás nos cueste menos el tema de la convocatoria. Sabemos que la gente va. El tributo lleva gente y a veces cuando hacés temas propios a la gente le cuesta más ir. Nosotros ahora estamos en una etapa de repensar el proyecto, de hacer temas nuevos. Veremos qué le podemos agregar a lo que venimos haciendo”, contó.
En Manicomio Kermesse también tocan "El Cejón" Juan Manuel López (guitarra), Tadeo Finamores (bajo) y Santiago Paege (batería).
Entre los momentos más lindos que le regaló la música, “Chila” recordó: “En el Moreno tuvimos la oportunidad de tocar con El Soldado. Después con Skay, cuando tocó en Junín, armamos como una especie de previa y tuve la suerte de conocerlo un poco en el hotel donde se alojó. Le contamos lo que hacíamos y él nos apoyó, nos dijo que le diéramos para adelante y nos deseó mucha suerte. Ese fue un momento muy lindo”.
Agregó: “También el año pasado tocamos con Willy Crook, en Pergamino, compartimos el escenario con uno de los miembros originales de Los Redondos, fue una locura, una noche inolvidable para nosotros. Y la última vez que tocamos en Freedom (General Paz y España) también estuvo bueno, tocamos casi treinta temas”.
Por último, en relación a las críticas, opinó: “Personalmente me gustan muchas bandas locales que hacen temas propios y las voy a ver siempre. En el caso de las bandas que hacemos tributos es distinto, lo sabemos y sabemos que hay gente que no le gusta. Pero bueno, yo creo que hay lugar para todos”.

“El tributo lleva gente y a veces cuando hacés temas propios a la gente le cuesta más ir”.

“Nosotros no imitamos, vamos directo a la música”
El “Villano”Martín Villafañe encabeza Consumo Cuidado, un tributo a Sumo que en cada presentación tiene algo distinto para proponer. Lo acompañan Leo Barbi (bajo), el “Oso" Coria (guitarra), Diego Arce (batería) y Charly (saxo).
Sobre los comienzos del proyecto, el “Villano” contó: “Arrancamos hace unos cuatro años. Me gusta aprender haciendo temas de otras bandas, haciendo temas de Led Zeppelin, de Pink Floyd, de Charly García. Hacer música de otros lo veo como parte del aprendizaje”.
“Personalmente a Luca lo conocí en el 87, cuando vinieron a Junín. Estuvimos frente a frente, ahí en el paseo Sáenz Peña. No pude ir al recital porque tenía 15 años y también porque no tenía plata. Pero a Luca lo vimos. Me acuerdo que él hablaba sin que nadie le preguntara nada y que estaba todo el tiempo acariciando un perro. También me acuerdo que le convidaban cigarrillos y que él le sacaba el filtro. Después me enteré que unos pibes lo llevaron hasta el lugar del recital en un Renault 4, era en New Crazy, donde después fue Long Time. En el 87 fue eso”, recordó.
Sobre el fenómeno de las bandas tributos, el “Villano” opinó: “A nosotros nos va bien. Creo que junto a los tributos de Los Redondos somos los que más gente convocamos. Hay una cuestión económica también, que no sabemos hasta cuándo va a durar”.
Completó: “De todas maneras nosotros seguimos haciendo temas nuevos en casi todos los ensayos. Nos divertimos mucho haciendo lo que hacemos. En lo personal estudio las letras y he tenido que aprender algo de inglés, igual en algunas partes improviso un poco. Está claro que mi inglés no es el mejor”.
Por último, completó: “Entiendo que hay críticas y el que lo hace está en todo su derecho. Nosotros lo hacemos porque nos gusta y nos va bien. Nosotros no imitamos, vamos directo a la música. Yo no me pelo ni me quiero parecer a nadie. Tocamos temas de Sumo y lo disfrutamos con la gente que nos va a ver. No es fácil ninguna de las dos cosas, hacer temas propios y hacer temas de otros tiene sus complejidades. Lo bueno es que de las dos formas la gente vaya. Detrás de todo creo que hay laburo”.

“Hacer temas propios y hacer temas de otros tiene sus complejidades”.

“Hacemos algo que está relacionado a la nostalgia”
Silvano Silva es el baterista de Fusilados por la Cruz Roja, tributo ricotero de excelencia en nuestra ciudad del que también forman parte Carlos Vélez (saxo), Matías Otegui (guitarra), Tadeo Filamore (bajo), Enzo Varela (voz), Juanki (saxo) y el “Porra” (guitarrista).
Sobre los comienzos, Silvano contó: “Cuando el Indio tocó en Mendoza, creo que fue septiembre de 2014, nos juntamos como para hacer una previa del recital. Lo hicimos acá en Junín, nos gustó, hicimos un par de temas y a partir de ahí arrancamos. En el camino hemos hecho algunos cambios y ahora estamos llegando a los cuatro años”.
En cuanto a la propuesta musical, explicó: “En los temas que no son tuyos hay ciertos límites que tenés que respetar; distinto a si los temas son tuyos. Siempre hay coherencias, lógicamente, pero en nuestro caso, nosotros respetamos mucho los temas de estudio de Los Redondos, tratamos de hacerlos de esa manera, buscando el mejor sonido. Lo que quiero decir es que no le pedimos al cantante que imite al Indio, sino que vamos a lo musical, las exigencias pasan por lo musical. Hay que respetar lo que está hecho”.
Por último, en relación a las críticas, expresó: “Las he escuchado y no me molestan. La mayoría de los que hacemos covers también hacemos temas propios. Mi opinión es que todo depende del público, si al público le gusta lo que hacés, listo. Es eso”.
Agregó: “Nosotros hacemos algo que también está relacionado a la nostalgia, porque son bandas que ya no están más y que se las recuerda constantemente. Creo que nadie se debería enojar. Personalmente, lo veo también como una forma de demostrar nuestras influencias”.

“Mi opinión es que todo depende del público, si al público le gusta lo que hacés, listo. Es eso”.

“Lokos” y “Séptimo”, más alternativas del mundo covers
Algunos dicen que “Lokos” es Sokol al revés y eso marca la propuesta de esta banda ascendente que ofrece su homenaje a Las Pelotas. Se formaron en octubre de 2015 y sus integrantes son Leandro Aispuru (guitarra), el “Lobo” Matías Piegari (guitarra y voz), Ramiro Piegari (guitarra), Rodrigo Cano (batería), Diego Fiori (bajo), Pablito (trombón y coros) y Martín Marengo (teclados).
En diálogo con este diario, fue Marengo quien dejó su opinión sobre el fenómeno que se está dando con las bandas tributos. Al respecto, señaló: “Yo hago temas propios también, toco en dos bandas, en Lokos; y también en otra donde hacemos temas propios. Debo reconocer que con las bandas tributos las convocatorias son más fáciles. En mi caso me gusta tocar temas de Las Pelotas pero también disfruto mucho hacer temas propios”.
El trío “Séptimo”, que está conformado por DavidMansur (bajo), “Tito” Lesa (baterista) y Abel Díaz (guitarrista), no necesita muchas presentaciones.
Sobre la historia de la banda, Mansur contó: “Estamos cumpliendo en marzo un año de vida. Así que muy contentos por eso. Arrancamos en enero de 2017 a ensayar y en marzo ya hicimos nuestra primera presentación”.
También opinó: “Mucha gente va a ver los tributos. Se está dando eso. La gente vive cosas de bandas que ya no están, creo que les gusta y la gente que tiene boliches contrata este tipo de bandas. Nosotros lo hacemos porque nos gusta pero tenemos que reconocer que también nos representa un ingreso económico, no es fortuna pero nos sirve porque hemos invertido mucho en la banda. Sonamos bien porque en algunos temas tenemos pistas, eso tiene que ver con una inversión, sino sería imposible”.
Ante la pregunta de si han recibido críticas, Mansur respondió: “Creo que no es soplar y hacer botellas. Si lo hacés bien la gente te va a ir a ver, sino no. Me parece que es así de simple. En la música es así, sobre todo cuando la cuestión es en vivo”.

COMENTARIOS