Detuvieron a un jefe narco con 100 kilos de cocaína
DROGAS

Detuvieron a un jefe narco con 100 kilos de cocaína

Fue detenido Roberto Castedo, hermano del capo Delfín Castedo, quien cayó en 2016. El traficante fue atrapado ayer por Gendarmería en Salta. Llevaba la droga oculta en dobles fondos de un automóvil.

Delfín Castedo está sindicado como el mayor proveedor de droga del país. Fue capturado por la Gendarmería Nacional en Parque Leloir en julio de 2016, después de haber estado ocho años prófugo. Un año después lo procesaron por un homicidio de una productora rural ocurrido en 2007. Ahora, en las últimas horas, en Salta, fue detenido su hermano, Roberto César Castedo. En el operativo se secuestraron casi 100 kilos de cocaína.
El Ministerio de Seguridad lo confirmó ayer al dar cuenta del hecho, que ocurrió en las últimas horas cuando personal de la Gendarmería Nacional realizaba un control sobre la ruta 50, a la altura tura del puente Río Colorado.
Cuando el conductor de un Renault Clio azul oscuro que circulaba por la ruta 50 sentido norte-sur advirtió que a pocos metros había un control vehicular de la Gendarmería Nacional, giró en U e intentó escaparse a toda velocidad.
Los gendarmes comenzaron una persecución que culminó en la localidad de Hipólito Yrigoyen, donde fue hallado el vehículo sospechoso. El conductor intentó escapar pero fue detenido a unos 100 metros de donde había abandonado el auto.
Cuando revisaron el móvil, encontraron cuatro bolsas con paquetes rectangulares con 99,202 kilos de cocaína.
El hermano del presunto máximo proveedor de cocaína de la Argentina tenía domicilio en Salvador Mazza, Salta, una de las zonas calientes del tráfico de drogas.
“Nunca nos conformamos hasta detener a todas la piezas de estas redes narco. Estábamos atentos porque sabíamos que algún miembro de este clan podría seguir traficando cocaína”, sostuvo la ministra Patricia Bullrich en un comunicado de prensa.
El 23 de julio de 2016 a Delfín Castedo lo detuvo la Gendarmería, que había comenzado a buscarlo nuevamente hacía seis meses; estuvo ocho años prófugo por causas narco.
A pesar que tenía pedido de captura nacional e internacional, desde la clandestinidad seguía manejando la organización que se había convertido en uno de los mayores proveedores de cocaína a distribuidores de Europa. Fue señalado como el creador y jefe de la estructura llamada “narcopolítica” y narcojudicial que dominó el tráfico de droga en la frontera caliente entre Salvador Mazza, en Salta y Yacuiba, en Bolivia.
Según fuentes judiciales, el 28 junio pasado, uno de sus testaferros, de apellido Torino, intentó desalojar a un grupo de campesinos para quedarse con un campo de ubicación estratégica, en el límite con Bolivia y así ampliar la capacidad para ingresar cocaína desde ese país.

COMENTARIOS