Rescatadas tras  meses de estar a la  deriva en el Pacífico
SOCIEDAD

Rescatadas tras meses de estar a la deriva en el Pacífico

Dos mujeres y sus dos perros fueron rescatadas después de quedar a la deriva durante meses cuando navegaban desde Hawái a Tahití.
La Armada de Estados Unidos dio con ellas el miércoles, luego de que un barco pesquero taiwanés las detectara a 1.448 kilómetros al sureste de Japón, muy lejos de su ruta planeada.
Las mujeres, identificadas por la Armada estadounidense como Jennifer Appel y Tasha Fuiaba, ambas de Honolulu, sufrieron la avería del motor de su embarcación en medio de una tormenta a finales de mayo, pero creían que podrían llegar a Tahití usando sus velas.
“Ellos salvaron nuestras vidas”, dijo Appel en el comunicado de la Armada. “El orgullo y las sonrisas que mostramos cuando vimos (a la Armada de Estados Unidos) en el horizonte fueron de alivio total”.
La madre de Appel dijo a la agencia de noticias The Associated Press que ella nunca había perdido las esperanzas de que su habilidosa hija fuera hallada.
Joyce Appel, de 75 años y residente de Houston, narró que recibió una llamada de su hija el jueves por la mañana, más de cinco meses después de la última vez que había hablado. 2Ella dijo, ‘¿Mamá?’ y le respondí, ‘¿Jennifer?’ porque no había sabido de ella por casi cinco meses”, agregó. “Y me dijo “sí, mamá”, y eso fue de verdad emocionante”.
Jennifer Appel zarpó el 3 de mayo, según su madre, pero perdió su teléfono por la borda el primer día de viaje. Desde entonces, la señora no había podido contactar a su hija.
Según informó la Armada estadounidense, las mujeres perdieron el motor de su velero el 30 de mayo en medio del mal tiempo.
A los dos meses de haber partido y ya pasado por mucho el tiempo en que deberían haber arribado a su destino, las mujeres comenzaron a emitir llamadas de socorro, lo que siguieron haciendo a diario. Sin embargo, no estaban lo suficientemente cerca de otros buques o estaciones costeras para que sus pedidos de auxilio fueran recibidos por alguien, indicó la Armada de EE. UU.
Una vez a bordo del buque estadounidense Ashland, a ambas se les hizo una revisión médica y se las alimentó. Ellas permanecerán a bordo hasta el próximo puerto de escala del Ashland.
Las dos rescatadas dijeron a las autoridades que sobrevivieron gracias a que llevaban con ellas agua purificada y alimentos suficientes como para un año, en su mayoría productos deshidratados como avena y pasta.

COMENTARIOS