El llamado al 911 del chico que fue armado a la escuela en Ramos Mejía

El llamado al 911 del chico que fue armado a la escuela en Ramos Mejía

El adolescente avisó que iba a matar a todos sus compañeros en el colegio y la policía llegó a tiempo para detenerlo.

“Estoy armado, les voy a disparar a todos y seguramente me voy a suicidar. Hace 4 meses vengo planeando una masacre porque estoy harto de mi vida y odio a la humanidad”, alertó al 911 el adolescente de 14 años que llegó armado a un colegio de la localidad bonaerense de Ramos Mejía. La conversación entre el adolescente y el servicio de emergencia quedó registrada y fue publicada por la señal de noticias TN.

En su conversación con la operadora, el alumno contó que le sacó a su padrastro “una pistola con bastantes balas que no sabe cuál es” y “una recortada de dos cañones”.

"La policía se reunió con los directivos. Era la hora del recreo, pero el joven se había quedado en el aula. Por eso, el director, un preceptor y el docente tutor se acercaron para hablar con él", explicaron desde el Ministerio de Educación bonaerense. Fue en ese momento cuando el joven admitió que estaba armado y entregó la mochila.

La conversación completa

Estudiante: -¿Podría mandar una patrulla al colegio número 6 de Ramos Mejía? Queda en Pueyrredón entre General Rodríguez y 12 de octubre.

Operadora: -¿Qué pasó en el lugar?

E: -Es un poco difícil porque...va no es difícil. Estoy en el colegio porque vengo acá . Estoy armado y les voy a disparar a todos y seguramente me voy a suicidar.

O: -¿Cómo es tu nombre?.

E: -Tomás.

O: -¿Cuántos años tenes, Tomás?

E: -14, cumplo 15.

O: -¿Y en qué año estás?

E: -En tercero.

O: -¿Estás solo ahí?

E: -Hay alumnos.

O: -¿Estás dentro del aula?

E: -No, estoy en el patio.

O: -¿Y con qué estás armado?

E: -Lo que pasa es que el novio de mi mamá tiene armas legalmente y hace como 4 meses vengo planeando una masacre porque estoy harto de mi vida y odio a la humanidad. Estoy armado con una pistola, no sé cual es, pero tengo bastantes balas y una recortada de dos cañones.

O: -¿Hablaste de esto con alguien?

E: -Me despedí de mi mamá hace un rato, le dije que la quería mucho, le dije a mi viejo perdón. Me despedí de un par de amigos.

O: -¿Cómo te despediste, por teléfono?

E: -Por WhatsApp.

O: -Voy a cortar y lo voy a transmitir, ¿sabes?

E: -Hasta luego.

La policía y la madre del chico llegaron al lugar al recibir los mensajes y lograron contenerlo a tiempo.Durante el fin de semana un equipo psicopedagógico trabajó con el estudiante y su familia. Nicolás, papá de uno de sus compañeros, contó que en el colegio se sorprendieron porque “era delegado del curso, buen compañero y muy querido por el resto de los chicos".

COMENTARIOS